Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ley 25 supera el primer trámite pero no será aprobada sin investidura

La primera proposición de ley de Podemos tiene el voto a favor del PSOE y la abstención de Ciudadanos y PNV. Solo el PP vota en contra

Imagen del pleno del Congreso este martes.
Imagen del pleno del Congreso este martes.

La ley 25 de emergencia social, la primera proposición de ley de Podemos, ha superado el primer escollo en el pleno del Congreso, el de la admisión a trámite. Sin embargo, no seguirá adelante en la tramitación si antes del 2 de mayo no hay acuerdo para la investidura.

La proposición de ley que pretende hacer frente a situaciones de emergencia, como los cortes de luz y gas para personas sin medios económicos, solo tuvo el voto en contra del PP, pero con duras críticas de los partidos nacionalistas e independentistas por entender que vulnera competencias de las comunidades.

El PSOE la ha apoyado y Ciudadanos, Democracia i Llibertad y PNV se han abstenido para que se puedan incluir enmiendas en el trámite parlamentario, porque todos han criticado duramente la forma en la que está elaborada la iniciativa y su "pésima técnica legislativa". Ese trámite se frenará sin acuerdo de investidura, la proposición de ley decaerá y todo quedará en un movimiento electoral y político de los partidos. Como todos los que se debaten en la Cámara sin que haya nuevo Gobierno, porque los plazos de tramitación exceden en mucho los de interinidad del Ejecutivo en funciones y los debates y votaciones no tienen más efecto que el electoral.

En defensa de la proposición ha intervenido el diputado de Podemos Rafael Mayoral, quien ha recordado las altas tasas de pobreza en España y la necesidad de hacer frente a situaciones de emergencia social. El título 25 de la ley se corresponde con ese artículo de la declaración de derechos humanos, que es parte del ordenamiento jurídico español según la Constitución.

"Queremos situarlo en el centro del debate político, porque la pobreza no es un fenómeno de la naturaleza y la responsabilidad en buena medida está en esta Cámara", ha asegurado Mayoral.

El proyecto de ley según Podemos incluye la obligación de proporcionar alternativas habitacionales a personas desahuciadas de sus viviendas, la supresión de los copagos y el reconocimiento de la dación en pago para las hipotecas, entre otras medidas.

Mayoral ha hablado de "violación sistemática de derechos humanos en materia de vivienda" en España. "No vamos a olvidar qué han hecho con nuestro pueblo", ha añadido, además de hacer referencia a los preferentistas y a las sociedades opacas en Panamá.

Todos los demás grupos, incluso los que han votado a favor de la tramitación han criticado la forma en que está elaborada la propsoición de ley, con muchos errores técnicos, según explicaron. Es decir, ha habido mayoría para aceptarla a trámite, pero no necesariamente para aprobarla porque ERC, DL y PNV fueron muy críticos con el texto que ahora empieza el trámite de enmiendas. Tal y como está, ningún grupo salvo Podemos la apoya, porque consideran que técnicamente está mal hecha, según han explicado.

Isabel Rodríguez (PSOE) ha anunciado su voto a favor, pidiendo a Podemos que no use mitines ni pancartas en el Congreso y, sobre todo, que facilite un Gobierno que pueda permitir que se apliquen con urgencia esas medidas contra la pobreza. "Que acabe con el sufrimiento que ha traído el Gobierno del PP", ha asegurado la socialista.

"Ustedes no son tertulianos de televisión y esto va de legislar y esta iniciativa deja mucho que desear. Esta ley tiene muchos errores de forma y de fondo", ha añadido, para echar de menos que no incluya medidas como un plan de empleo o contra la pobreza. La portavoz del PSOE ha criticado duramente el contenido técnico de la iniciativa y ha pedido que se permita arreglarlo durante el trámite de enmiendas, si es que se llegara a completar.

Los partidos independentistas y nacionalistas han criticado duramente la iniciativa de Podemos, por entrar en competencias de las comunidades, aunque ERC votó a favor y PNV y DL se abstuvieron.

 “Estamos entre sorprendidos y cabreados” y "hoy nos hemos tragado un sapo", ha asegurado Joan Tardà (ERC), comparando la “iniciativa jacobina” de Podemos con actuaciones del PP. Tardà habló de “chapuza” de Podemos y les pidió que “no lo repitan más”.

El diputado del PNV Mikel Legarde ha anunciado la abstención de su grupo, pero ha rechazado la proposición por entender que entra en competencias de las comunidades autónomas, hasta el punto de que, según ha dicho, supera al PP. "Señores de Podemos han inaugurado ustedes una nueva forma de centralismo", ha explicado.

Algunos grupos que han votado a favor anunciaron su intención de enmendar el texto presentado por Podemos, aunque ya no habrá tiempo sin acuerdo. Como ha dicho el diputado de Nueva Canaria, Pedro Quevedo, "no servirá de nada si no hay nadie que lo aplique y a lo mejor no somos capaces de hacer lo que hay que hacer, que es que haya un nuevo Gobierno en España".

Pablo Yáñez (Ciudadanos) ha sido muy duro con Podemos, ha hablado de "brindis al sol" y ha arremetido contra el partido de Pablo Iglesias con ironías como que pretende que se pueda pagar en el supermercado con billetes del Monopoly. El diputado ha aprovechado para criticar a Podemos por no apoyar su acuerdo con el PSOE y pedir vicepresidencias y ministerios.

María Eugenia Romero (PP) ha asegurado que la iniciativa es "populista" y un mitin político y ha sacado a relucir Venezuela y su pésima situación económica para descalificar a Podemos.