Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todas las iniciativas parlamentarias decaerán si no hay investidura

Las leyes emblemáticas del PP seguirán en vigor al menos hasta octubre aunque han sido rechazadas por el Congreso.

El PSOE apoyará el martes la toma en consideración de la simbólica "ley 25" de Podemos, que no podrá tramitarse.

Todas las leyes de los cuatro años de Gobierno del PP cuestionadas por la mayoría del actual Congreso seguirán en vigor, al menos, hasta el mes de octubre si como parece no hay acuerdo de investidura y el 2 de mayo se disuelven automáticamente las Cortes.

Si el 26 de junio hay nuevas elecciones decaerán todas las iniciativas de ley y no de ley que han sido presentadas en el Congreso desde enero. No tendrá ningún efecto la toma en consideración el martes de la llamada “ley 25 de emergencia social” de Podemos, que tendrá los votos del PSOE.

Decaerán todas las iniciativas para derogar la Lomce (Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa), la de Seguridad Ciudadana (ley mordaza), la prisión permanente revisable o cadena perpetua, los límites a la instrucción de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, la reforma laboral y el final del fracking.

La frustrada Ley 25 de Podemos

El proyecto de “Ley 25” de Podemos no pasará de la toma en consideración del Pleno del martes, aunque tendrá los votos del PSOE.

La iniciativa "contiene medidas destinadas a garantizar el derecho a una vivienda digna y que impiden los desahucios sin alternativa habitacional, a la vez que regulan el derecho a una alternativa habitacional para mujeres víctimas de las violencias machistas".

"Establece las medidas necesarias para paliar y reducir la pobreza energética en los hogares vulnerables, con la intención de impedir que se produzcan cortes de suministro”.

Algunas de esas iniciativas ya han sido aprobadas en comisiones con los votos en contra del PP como proposiciones de ley, pero no se traducirán en leyes de derogación como mínimo hasta dentro de seis meses y tendrá que hacerlo el próximo Parlamento.

Es decir, todo el trabajo parlamentario realizado desde enero no habrá servido para nada, incluyendo la creación de una comisión permanente contra la corrupción que fue aprobada por unanimidad y que no ha llegado siquiera a constituirse formalmente. No ha sido rechazada hasta ahora ninguna iniciativa de revisión del legado de Mariano Rajoy.

En teoría quedan aún tres plenos en el Congreso, los días 12, 19 y 26 de abril. En ellos podrá admitirse a trámite iniciativas de los grupos, pero ninguna será aprobada por falta de acuerdo.

Esa situación se reproducirá el martes cuando se debata la toma en consideración de la primera proposición de ley de Podemos que llega al Pleno y sobre la que el partido de Pablo Iglesias ha hecho bandera política. Es la "ley 25 de emergencia social" que asegura que "tiene por objeto establecer los mecanismos necesarios para atender las necesidades más urgentes de emergencia social y garantizar que todos los titulares de los derechos reconocidos en el presente texto vean satisfechas sus necesidades más elementales en materia de acceso a la sanidad, vivienda y suministros energéticos". Es decir, afecta a casos de emergencia social a los que hay que atender con urgencia, pero que tendrán que esperar al menos hasta octubre por falta de acuerdo para la investidura. Por ejemplo, personas sin recursos que no pueden pagar servicios básicos o víctimas de violencia machista que tendrán que esperar.

PSOE y Podemos han coincidido en todas las votaciones de iniciativas para derogar el legado del PP

Si el martes supera el trámite de toma en consideración, irá a comisión para que se presenten enmiendas parciales y en esa situación quedará el 2 de mayo cuando se disuelvan las Cortes y decaiga la iniciativa. Fuentes del PSOE explican que tienen previsto apoyar el texto en la votación del martes, aunque discrepen de algunos detalles y, por eso, pretendían negociar enmiendas parciales en su trámite parlamentario.

 

Apoyo del PSOE

 

De hecho, PSOE y Podemos han coincidido en todas las votaciones sobre reformas legales hasta el momento, en proposiciones no de ley y en iniciativas legales. No han coincidido los socialistas con Ciudadanos, porque el partido de Albert Rivera se abstuvo el martes en la toma en consideración de la iniciativa para paralizar la aplicación de la Lomce.

El martes se admitirá a trámite en el pleno una proposición de ley del PP para mejorar la ley de segunda oportunidad, pero tampoco podrá aprobarse.

Otra iniciativa parlamentaria afectada por la falta de investidura es la de llevar al Gobierno en funciones de Rajoy ante el Tribunal Constitucional. La Moncloa agotará el plazo de un mes para responder al conflicto de atribuciones aprobado por el Pleno, pero hay dudas de que la Diputación Permanente pueda después del día 2 mantener el conflicto con el Gobierno.

En teoría se mantienen para los días 20 y 27 de abril convocatorias de plenos de control ordinario al Gobierno. En principio, los ministros dejarán de acudir al Pleno y todos los grupos formularán sus preguntas. Es decir, la legislatura más corta acabará con todos frente al PP. Y el de Rajoy puede ser el único Gobierno que se prolongue tres legislaturas.