Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez se abre a hablar con el PP tras romper con Podemos

Fracasada la posibilidad de formar una mayoría entre socialistas, Podemos y Ciudadanos, el PSOE se reunirá con el partido de Rivera y el PP

Pedro Sánchez, al fondo, con su equipo negociador. / Atlas

Por ellos no va a quedar el intento de que no se repitan las elecciones. Esta es la máxima que ha orientado al PSOE desde la noche electoral del 20 de diciembre y que aún mantienen. Una vez fracasada la posibilidad de formar una mayoría parlamentaria entre el PSOE, Podemos y Ciudadanos, ahora se asistirá a posibles reuniones entre los socialistas, el partido de Albert Rivera y el PP. La justificación está en la carta que el pasado 8 de marzo el portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando, y el de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, remitieron a los grupos políticos —menos a los nacionalistas catalanes, aunque sí al PNV— con la propuesta de reunirse para discutir el texto programático, con 200 medidas, que acababan de firmar Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

Todo fueron rechazos y descalificaciones por parte del PP, que replicó con otra propuesta propia compuesta por cinco temas generales. No han cambiado las posiciones de fondo pero el ritual se va a mantener hasta el límite que permita el calendario para convocar elecciones. Ciudadanos quiere hacer efectivo el contenido de la carta del 8 de marzo y el PSOE accederá a sentarse con su socio de programa de legislatura y con el PP. En las próximas horas se activará la convocatoria de reuniones con los populares que este partido había dejado en suspenso hasta comprobar la evolución de las conversaciones con Podemos.

Si el PP accede a reunirse con el PSOE y con Ciudadanos se encontrará con que esos dos partidos le inviten a discutir sobre el texto aprobado con la disposición a que pongan sobre la mesa sus puntos de vista y estudiarlos. El problema vendrá cuando el PP, además de los contenidos, defienda a su candidato Mariano Rajoy para la presidencia del Gobierno y pida al PSOE que le vote.

Podemos quiso romper

De contenidos nunca pudieron debatir con Podemos, denuncia el PSOE. Los miembros del equipo negociador socialista nunca pensaron que el viernes mismo el líder de Podemos, Pablo Iglesias, diera una patada al tablero y todo hubiera terminado. Ningún dirigente socialista, sin embargo, quiso el viernes reconocer paladinamente que la repetición de las elecciones es ya inevitable. “Seguimos trabajando para un gobierno del cambio”, proclamó Antonio Hernando, el jefe del equipo negociador de los socialistas. ¿ Con quién ?. No hubo respuesta a esta pregunta. El viernes era el día de manifestar el estupor por el comportamiento de Podemos, siempre según percepción socialista. “Podemos nunca ha querido el acuerdo; nunca ha tenido una actitud auténtica y sincera”, señaló Antonio Hernando después de la conferencia de prensa de Pablo Iglesias y su equipo. Esa comparecencia coincidió con una reunión de Pedro Sánchez y su equipo en el que estudiaban el documento que el día anterior Podemos entregó al PSOE y a Ciudadanos. “No nos han dejado pasar de la primera página”, señaló Hernando. Han demostrado que no les importan las políticas; solo el referéndum territorial y entrar en el gobierno”, interpretó.

Más información