Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos presionará a Sánchez cediendo en asuntos económicos

El partido no renunciará a puntos centrales de su programa

Iglesias y Echenique llegan a la reunión del Consejo Ciudadano de Podemos, el viernes.
Iglesias y Echenique llegan a la reunión del Consejo Ciudadano de Podemos, el viernes.

El equipo negociador de Podemos, encabezado a partir de ahora por Pablo Iglesias en lugar de Íñigo Errejón, se sentará con el PSOE y Ciudadanos con un objetivo central: intentar que los socialistas se avengan a algún tipo de cesión. La meta declarada de la formación emergente consiste en formar un Gobierno de coalición presidido por Pedro Sánchez y con la participación de IU-Unidad Popular y Compromís. No obstante, debido al escepticismo instalado en Podemos ante esa posibilidad, buscarán al menos una negociación que cambie el acuerdo suscrito entre el PSOE y Ciudadanos para acercarlo más al programa electoral de los socialistas. Para ello, pondrán sobre la mesa unas cesiones y las usarán como mecanismo de presión.

Iglesias ya renunció públicamente a formar parte de un Ejecutivo de coalición, del que se había postulado como vicepresidente. Defiende que en él se sienten miembros de Podemos, pero su presencia ya no es una condición. El equipo de negociadores del partido también está dispuesto a rebajar algunas cuestiones económicas consideradas clave hasta la semana pasada. Tras varias conversaciones con el responsable de Economía, Nacho Álvarez, el propio Iglesias confirmó que aceptaría cambios en materia laboral, fiscal y en su programa macroeconómico. Asumiría, por ejemplo, derogar solo la reforma laboral del PP y volver a la norma del PSOE y poner en marcha una reforma fiscal menos redistributiva. También estaría dispuesto a cambiar el ritmo de reducción del déficit que propuso en su programa o disminuir la inversión pública.

En ningún caso, Podemos renunciaría a algunos aspectos centrales de su ideario. Entre ellos están la llamada “plurinacionalidad” —aunque el lunes Errejón aseguró que la consulta no es un “tótem”—, la eliminación de las puertas giratorias en política, o puntos de su agenda social con la lucha contra los desahucios. En esto último sí coincide con el PSOE. El mayor choque tiene que ver hoy, como el día siguiente a las elecciones del 20-D, con el referéndum.

Insuficiente e innegociable

Gasto público. Podemos centra su política económica en el aumento de la inversión pública. El partido está dispuesto a reducir en 30.000 millones —hasta los 60.000— el aumento del gasto previsto en la legislatura. Para Ciudadanos es insuficiente.

Referéndum. Aunque Iglesias dejó en manos de En Comú Podem, la alianza catalana de Podemos, la negociación del referéndum, para el PSOE y Ciudadanos se trata de un aspecto inaceptable en el que no admiten ningún tipo de cesión.

Más información