Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez De la Mata reprocha a EE UU la falta de ayuda contra una red yihadista

El juez de la Audiencia Nacional concluye la causa contra un grupo detenido en Ceuta en 2015

Uno de los detenidos en enero de 2015, en una foto difundida por la policía.
Uno de los detenidos en enero de 2015, en una foto difundida por la policía. EFE

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha concluido la investigación sobre una presunta red yihadista desarticulada en Ceuta en enero de 2015. El magistrado, que procesa a los seis supuestos miembros del grupo por integración en organización terrorista, critica en su resolución la falta de colaboración de Estados Unidos en la investigación. El juez español solicitó a las autoridades norteamericanas que pidieran a las compañías Facebook y Microsoft que conservaran los perfiles de los supuestos terroristas para que se pudieran incorporar al sumario. Después de meses de "continuas conversaciones y reuniones" con representantes de ese país, en las que se ha entregado información sobre la peligrosidad del grupo, Estados Unidos ha desoído las peticiones españolas.

"Ha resultado imposible conseguir de Estados Unidos la cooperación internacional requerida", afirma el magistrado. "Todos los requerimientos realizados (…) han resultado infructuosos, y no hay expectativas razonables de que la petición de cooperación internacional vaya a ser atendida en el futuro", se lamenta De la Mata. En vista de que algunos de los seis procesados se encuentran en prisión provisional, el magistrado da por concluida la investigación sin los datos solicitados a Estados Unidos.

Los seis procesados son Farid Mohamed Al Lal, Mohamed Mohamed Al Lal, Anuar Ali Amzal, Reduan Ali Amzal, Yunes Mohamed Al Lal y Abdel Abdel Lah Ahmed. La red fue desarticulada a finales de enero de 2015 en la barriada del Príncipe Alfonso, de Ceuta. Inicialmente se produjeron cuatro detenciones. Tres de los arrestados ingresaron en prisión por orden del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, antecesor de De la Mata en el Juzgado Central de Instrucción número 5. Un cuarto detenido fue puesto en libertad con medidas cautelares en atención a que padecía una deficiencia psíquica severa.

El magistrado les imputaba inicialmente delitos de pertenencia a organización terrorista y tenencia ilícita de armas. En su auto, el juez De la Mata explica que los hechos se pueden calificar alternativamente como apología o enaltecimiento de acciones o individuos terroristas, o como colaboración con organización terrorista en cuanto a actividades de captación, adoctrinamiento, adiestramiento o formación, dirigida a la incorporación de otros a una organización o grupo terrorista.

El día de su detención, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, aseguró que los supuestos yihadistas estaban “radicalizados, muy adiestrados, tanto física como mentalmente y dispuestos a cometer un atentado e inmolarse”.