Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez Gómez Bermúdez afirma que Otegi podría estar inhabilitado

El magistrado defiende que el líder 'abertzale' no debe ejercer cargo público hasta 2021

Arnaldo Otegi, en Elgoibar tras quedar libre.
Arnaldo Otegi, en Elgoibar tras quedar libre.

Javier Gómez Bermúdez, juez de enlace entre España y Francia, considera que el líder abertzale Arnaldo Otegi es "un delincuente" que ya "ha pagado su culpa con la sociedad", pero que —según la ley— debe cumplir su condena por inhabilitación para ejercer cargo público hasta 2021. El exmagistrado de la Audiencia Nacional se ha expresado así en una entrevista que este lunes publica el Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo, del Colectivo de Víctimas del Terrorismo. La dirección de EH Bildu ha propuesto que Otegi, excarcelado el pasado 1 de marzo tras cumplir seis años y medio en prisión por tratar de reconstruir la ilegalizada Batasuna, sea el candidato a lehendakari en las próximas elecciones vascas, previstas inicialmente para octubre.

Sobre esta posible candidatura a lehendakari, el magistrado ha afirmado que, hablando "en abstracto", el artículo 579 del Código Penal decía en la época del juicio de Otegi que, cuando te condenaban por un delito de terrorismo, incluida la integración, "además de la pena de prisión había una inhabilitación que se prolongaba más allá", de seis a veinte años más. "Si ese es el caso, la inhabilitación está vigente", ha añadido el juez, que ha precisado que esta inhabilitación es "absoluta" según el Código Penal, en el que "no nos inventamos nada".

La defensa de Otegi ha recurrido la sentencia de la Audiencia Nacional que le condena una inhabilitación para ocupar un cargo o empleo público durante seis años y seis meses, hasta el 28 de febrero de 2021. Sus abogados esperan que la medida quede sin efecto "al no disponer de una inhabilitación absoluta sino especial, pero sin precisiones en su contenido", lo que le permitiría "ejercer cargos públicos".

El caso del parlamentario de EH Bildu Iker Casanova es una de las bazas a las que se agarra Otegi para sortear el impedimento que le imponen los tribunales para ocupar un cargo público antes de 2021. Sobre Casanova también pesa una "inhabilitación especial", pese a lo cual en septiembre de 2014 sustituyó a Laura Mintegi, exportavoz de EH Bildu en la Cámara vasca, "por no estar precisado el contenido de esa inhabilitación, como sucede con Otegi", asegura su defensa.

Esta misma tesis la defiende el Fiscal Superior del País Vasco, Juan Calparsoro, para quien la Audiencia Nacional tendría que haber especificado en su sentencia condenatoria para qué cargos públicos está inhabilitado Otegi. No hacerlo, opina el fiscal, supone una laguna que deja la puerta abierta a que el Tribunal Supremo le permita al líder independentista ocupar un cargo público. Calparsoro sostiene que el Código Penal es "muy claro" y dice que la sentencia tiene que especificar el cargo público al que afecta la inhabilitación. "Es un tema de interpretación jurídica, pero el derecho penal tiene unos principios y un principio es que no cabe hacer una interpretación contra el reo, una interpretación extensiva de las privaciones de derecho. Y, en este caso, se está hablando de un derecho fundamental, que es el derecho a ejercer cargos públicos", añade.

El Gobierno vasco también se ha apuntado a esta línea argumental. Su portavoz, Josu Erkoreka, afirmó a mediados de enero, tras conocerse la sentencia de la Audiencia Nacional, que la inhabilitación "no tiene sentido" y que un recurso ante el Supremo tendría "visos de prosperar" a la vista de casos precedentes similares. "Si ya dijimos que la condena no tenía sentido, con más razón su inhabilitación. La inhabilitación pertenece a otra época y no tiene sentido en este tiempo político nuevo", aseveró Erkoreka.

Entre las reacciones contrarias a la inhabilitación de Otegi también figura la de Podemos, cuyo diputado por Bizkaia Eduardo Maura afirmó: "La clave es que la sociedad vasca ha avanzado mucho en materia de convivencia democrática y está profundamente madura para elegir con su voto si quiere el proyecto encabezado por Otegi o prefiere otras opciones".

La decisión de que EH Bildu nombre a Otegi aspirante a la Lehendakaritza aún no es firme. La dirección de la coalición abertzale ha propuesto a sus bases que el cartel electoral vaya encabezado por él, lo que podría ser refrendado por la militancia en el debate que la izquierda abertzale tiene abierto y que culminará en el mes de abril.

En la entrevista de Covite al juez Gómez Bermúdez, este aborda también los reconocimientos públicos que ha recibido Otegi al salir de prisión y por su inhabilitación. Al respecto, asegura que el líder abertzale es "un señor que ha sido condenado por la Audiencia Nacional, confirmado por el Tribunal Supremo, lo que es, es un señor condenado, un delincuente". Gómez Bermúdez ha precisado que "ha cumplido y pagado su culpa con la sociedad y, por lo tanto, ya es un ciudadano más, con los límites que le queden accesorias, inhabilitaciones".

Gómez Bermúdez —conocido por presidir el juicio por los atentados yihadistas del 11 de marzo de 2004— ensalza la colaboración entre España y Francia en materia de terrorismo y desvela que hace tres semanas hubo una reunión para ver cuánto material se ha incautado a ETA en los últimos años —los denominados sellos— y evaluarlo para una posible entrega a España.

El magistrado sostiene que el terrorismo yihadista "ha cometido un error de bulto: hacerse visible", en referencia al llamado Estado Islámico, ya que esto "permite actuar en un doble plano con total legitimidad democrática". Gómez Bermúdez cree que la legislación tiene "algunos errores importantes" en este ámbito y se muestra partidario de reforzar elementos de investigación, como la posibilidad de poder destruir servidores a distancia.

Más información