Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez e Iglesias exploran si hay margen para el pacto

Los líderes del PSOE y de Podemos se citarán antes de Semana Santa

Ciudadanos cede en su condición de que la negociación sea conjunta

Joan Baldoví (Compromis), Antonio Hernando (PSOE) y Miguel Gutiérrez (Ciudadanos)
Joan Baldoví (Compromis), Antonio Hernando (PSOE) y Miguel Gutiérrez (Ciudadanos)

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se reunirán en breve para explorar si hay margen para acordar la formación de un Gobierno que llevaría al primero a la presidencia. Así lo acordaron el miércoles por teléfono, una coversación que rompió la incomunicación de ambos tras el acuerdo programático entre el PSOE y Ciudadanos. El encuentro se producirá en un clima de escepticismo y desconfianza. Los socialistas se reunirán este jueves con IU y el miércoles lo hicieron con Compromís.

Con satisfacción, el PSOE transmitía el miércoles que en pocas horas había logrado retomar el diálogo con tres fuerzas políticas: Compromís, IU y Podemos. Con los dos primeros ya hubo relación antes de las sesiones de investidura fallidas de Pedro Sánchez; los equipos negociadores lograron pactar diferentes temas socioeconómicos y de derechos y libertades. Con Podemos nunca se fue muy lejos. Después de dos reuniones, los negociadores de Iglesias interrumpieron el diálogo tras conocer el acuerdo firmado entre el PSOE y Ciudadanos, suscrito por Sánchez y Rivera. Donde esté Ciudadanos no podía estar Podemos, señalaron entonces los dirigentes de este partido emergente. Ahora, tanto Iglesias como Sánchez han decidido intentarlo de nuevo.

El socialista se reunirá con el líder de Podemos, como este último pretendió durante días, para constatar si el camino está suficientemente desbrozado para que se reúnan las comisiones negociadoras. En esta cita de los dos líderes, que puede ser a principios de la próxima semana, Sánchez defenderá su acuerdo con Ciudadanos, por tanto, de entrada no atenderá la repetida petición de Iglesias de que tiene que optar entre él o Rivera. Por ambas partes se reconoce que el clima no es precisamente optimista. En los cambios entra también Ciudadanos que aceptó esta reunión de Sánchez con Iglesias sin su líder, Albert Rivera, aunque hay un acuerdo de negociar juntos.

La prioridad de Ciudadanos, según fuentes de su dirección, es lograr que el acuerdo que le une con el PSOE sume más apoyos de los que ya obtuvo Sánchez en su segunda votación de investidura (131). En consecuencia, aunque los dos partidos se comprometieron a negociar conjuntamente, la formación emergente aceptó el miércoles que Sánchez se reúna con Iglesias y que el equipo de negociadores del PSOE se vea este jueves con el de IU sin que acuda también el suyo. El núcleo duro de Albert Rivera explica esa cesión como el producto del rumbo que están tomando las negociaciones: Sánchez logra avances con las fuerzas de izquierda y Rivera se topa una y otra vez con que el PP le cierra la puerta.

Los representantes de Rivera creen que su presencia en la cita entre los líderes de PSOE y Podemos no es necesaria porque confían en que solo tratarán sus diferencias particulares, sin entrar en el detalle de la negociación del Gobierno. Ciudadanos ve “muy difícil” que Podemos acepte los términos de su pacto con el PSOE. Está dispuesto a añadidos y matices, pero no a volver a debatir la oposición a las consultas de autodeterminación, la política económica o los límites en el gasto. Cualquier acuerdo particular entre el PSOE y Podemos, advirtieron fuentes del partido, supondrá la ruptura del pacto entre el PSOE y Ciudadanos. Desde la directiva de la formación emergente, sin embargo, confían en la vigencia del documento rubricado por Sánchez y Rivera. Y advierten: “PSOE y Podemos tampoco suma solos los votos suficientes”.

Compromís no descarta pactar con Ciudadanos

El PSOE y Ciudadanos se estrenaron el miércoles como pareja negociadora al reunirse con Compromís. El partido valenciano subrayó su preferencia por que el PSOE y Podemos firmen un pacto, pero también se mostró dispuesto a participar en una fórmula que incluya a Ciudadanos.

“Nos sentaremos con dúos, con tríos y con quien sea porque nuestra única línea roja es el PP”, dijo Joan Baldoví, portavoz de Compromís, que tiene cuatro diputados en el Congreso.