Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PNV, Bildu y PSE afrontan la reforma del autogobierno “sin líneas rojas”

La regulación y el ejercicio del derecho de decisión pueden abrir el espacio de disenso

Joseba Egibar, del PNV, en una intervención en el Parlamento vasco.rn
Joseba Egibar, del PNV, en una intervención en el Parlamento vasco.

Primeros escarceos y nueva cita. La primera reunión de la Ponencia de Autogobierno del Parlamento vasco con los documentos de cada partido ya en manos de todos apenas ha servido para constatar que tanto el PNV, como el PSE y la izquierda abertzale afrontan las futuras reuniones sin líneas rojas en el debate, aunque con espacios definidos para el disenso. La próxima reunión será el 3 de febrero y cada partido deberá señalar de manera específica los eventuales puntos de acuerdo y de desacuerdo en las propuestas de los demás, con el objetivo de empezar a centrar el debate y cribar lo posible de lo imposible.

Las propuestas de cada formación se analizarán por separado, empezando por la del grupo con menor representación en la Cámara (UPyD) y siguiendo por PP, PSE, EH Bildu y PNV. La decisión de aplazar el debate en torno a cada propuesta hasta el 3 de febrero —una iniciativa de la coordinadora de la ponencia, Jone Berriozabal (PNV), y aceptada por la mayoría de los grupos— ha motivado las críticas del PP, que ha acusado al PNV de recurrir a esta medida "dilatoria" para "tratar de llegar a un acuerdo con EH Bildu" en relación con el nuevo estatus de Euskadi. El PNV, por su parte, ha reprochado al PP que se dedique a "criticar" las propuestas del resto de formaciones porque "no tiene gran cosa que aportar" en este debate.

"En el debate político no hay líneas rojas", ha dicho la portavoz socialista en la ponencia, Isabel Celaá. Su partido apuesta por una reforma constitucional en clave federal que acabe con el problema de leyes orgánicas que superan las competencias exclusivas que poco a poco van mermando capacidad al autogobierno. "El derecho a decidir está redactado de manera ambigua y polisémica en la propuesta del PNV", ha dicho Celaá. "Es aceptable si lo que se deciden son competencias, claro que sí, pero la secesión no", explicó.

Para el PNV, "con UPyD y con el PP no parece que vaya a haber muchas zonas de acuerdo". Su portavoz, Joseba Egibar, ha explicado que su propuesta plantea una "negociación con garantías" con el Estado desde la bilateralidad, aunque ha advertido de que "la negación de la negociación y la prohibición de consultas abre las puertas a la unilateralidad". Según su opinión, la ponencia ha de ser capaz de trabajar en la búsqueda de grandes consensos, pero sin admitir "vetos". Ha vuelto a reiterar que si finalmente se abre la reforma de la Constitución, el PNV pedirá que se incluya el derecho de autodeterminación.

Pello Urizar (EH Bildu) ha asegurado que su grupo tiene "la voluntad de sumar", aunque ha preferido no avanzar si le ven potencialidades a la propuesta del PNV. "Vamos a ver los ritmos y la vía que marca cada uno. También preferimos un proceso como el escocés o el de Quebec, pero lo que no queremos es que si se niega el derecho a decidir haya que esperar a que cambien las tornas en Madrid", ha afirmado. "Bilateralidad sí, pero si no la quieren, unilateralidad"

El portavoz del PP, Borja Sémper, se ha opuesto a la nueva metodología de trabajo de la ponencia porque, en su opinión, responde a una maniobra del PNV para ganar tiempo y explorar un acuerdo sobre bases nacionalistas con EH Bildu. "Ha llegado el momento de que quienes consideran que el modelo actual no sirve digan en qué hay que cambiar el Estatuto de Autonomía, para qué y cómo se va a hacer", ha afirmado el portavoz del PP.

Gorka Maneiro (UPyD) ha explicado en un comunicado que "es indispensable llevar a cabo las reformas constitucionales y estatutarias" planteadas por su formación y ha insistido en que el derecho a decidir corresponde a todos los ciudadanos españoles".

Más información