El presidente descarta la amplia coalición con PSOE y Ciudadanos

Las manifestaciones de dirigentes socialistas han permitido a Rajoy y su equipo llegar a la conclusión evidente de que ese gobierno entre populares y socialistas no es posible

Mariano Rajoy en la celebración de la Pascua Militar.
Mariano Rajoy en la celebración de la Pascua Militar. Samuel Sánchez

El presidente en funciones, Mariano Rajoy, no ha podido aún ofrecer formalmente al líder de la oposición, también en funciones, Pedro Sánchez, su propuesta de una gran coalición de gobierno para toda la legislatura. Rajoy ha pronunciado ese anhelo de una mayoría de amplio apoyo parlamentario con más de 200 escaños (253 suman PP, PSOE y Ciudadanos) en ruedas de prensa o entrevistas, pero no se lo formuló a Sánchez en su cita porque no tuvo tiempo. El secretario general del PSOE ya le anticipó a la cara que no le respaldaría ni a él ni a otro candidato del PP y en ese muro infranqueable sigue. Las manifestaciones inequívocas de estos días de otros dirigentes socialistas han permitido a Rajoy y su equipo llegar a la conclusión evidente de que ese gobierno entre populares y socialistas en España no es posible ahora y con estos interlocutores. Esa vía se da por descartada, aunque no se ha expresado así oficialmente. 

Más información
Rajoy ofrece al PSOE una reforma constitucional para lograr el pacto
El PP hurga en la crisis del PSOE mientras Rajoy busca apoyos
El PP aprovecha la ocasión para socavar el independentismo
Rajoy: “Si se repiten las elecciones yo seré de nuevo candidato del PP”

La única salida que se contempla realmente para evitar la convocatoria de otras elecciones generales en primavera es la de que Sánchez al final ceda a todas las presiones, aprecie que su alternativa de gobierno de izquierdas con Podemos y algunos nacionalistas e independentistas concita un amplio rechazo incluso en su propio partido y entre sus líderes regionales y permita, con la abstención de sus diputados, un Ejecutivo de Rajoy en minoría. No hay más.

La enredada situación política en Cataluña, con la aparentemente irrevocable convocatoria de elecciones anticipadas (las cuartas en cinco años) de Artur Mas, el próximo lunes, ha venido a sumarse a las líneas de presión sobre Sánchez, según entienden en el PP.

La inminente nueva campaña electoral catalana volverá a poner de actualidad y en primer plano de la opinión pública la idea del referéndum de autodeterminación que Podemos y su filial en Cataluña respaldan. En el PP mantienen que para el PSOE sería suicida embarcarse en un gobierno de concentración de izquierdas y nacionalistas con esa baza en su maleta. Los populares creen que el PSOE y Sánchez están atrapados entre lo malo para sus bases, consentir un gobierno en minoría del PP, y lo peor para España: una alianza con la formación que lidera Pablo Iglesias y separatistas como Esquerra Republicana.

Sobre la firma

Javier Casqueiro

Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS