Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Puerta del Sol se blinda ante la alerta antiterrorista

En el despliegue participarán 600 agentes, entre miembros del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Municipal

Medidas de seguridad extraordinaria en la Puerta del Sol el miércoles.
Medidas de seguridad extraordinaria en la Puerta del Sol el miércoles.

La Puerta del Sol de Madrid, lugar emblemático de las campanadas de fin de año en España, tendrá durante la Nochevieja un fortísimo e insólito despliegue de seguridad, que incluirá limitación del aforo a 25.000 personas, cortes de acceso e incluso registros para evitar que se introduzcan objetos “que puedan generar riesgos para la seguridad”. El nivel de alerta antiterrorista 4 (sobre 5) ha aconsejado el despliegue, en el que participarán 600 policías —un 15% más que en las Navidades pasadas— entre miembros del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Municipal. Barcelona, por su lado, prepara un dispositivo de seguridad reforzado (de Guardia Urbana y Mossos d’Esquadra) en la plaza de Espanya y la Font Màgica de Montjuïc, donde por tercer año consecutivo se celebra la entrada del año.

El acceso a la Puerta del Sol, desde donde las televisiones suelen retransmitir las doce campanadas, será muy restringido. Antes de nada, la plaza será desalojada, mientras que las entradas y salidas del metro se cerrarán a las nueve de la noche, al igual que todas las vías de acceso al lugar. Solo podrán pasar quienes vayan a restaurantes y bares de la zona.

Registros y cordones

Una vez que se active el dispositivo de seguridad (ensayado este miércoles), únicamente se podrá entrar a la Puerta del Sol por las calles Mayor, Arenal, Carrera de San Jerónimo y Alcalá. Allí se establecerán controles de acceso: se retirarán petardos, bengalas, envases de vidrio, objetos contundentes... Habrá dos cordones de agentes paralelos para impedir que se cuelen personas. El resto de calles que desembocan en la plaza madrileña permanecerán despejadas “para poder ser utilizadas como vías de evacuación”.

Las personas que entren en la Puerta del Sol serán contadas por voluntarios de Protección Civil y numeradas. En cuanto se supere la cifra de 25.000 (2,6 personas por metro cuadrado), se impedirá el paso. Un helicóptero sobrevolará la zona de manera continuada, según la información que ha sido facilitada por la Delegación del Gobierno en Madrid.

Por su lado, los Mossos d’Esquadra sacarán a la calle 230 agentes más que el año pasado. Los accesos a la plaza de Espanya y a las fuentes de Montjuic también serán sometidas a especiales medidas de seguridad.

Más información