Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los aliados de Podemos presionarán para que no ceda sobre la consulta

Íñigo Errejón sugiere una "figura independiente" para llevar a cabo "algunas de las transformaciones" que necesita España

El líder de Podemos, Pablo Iglesias Ampliar foto
El líder de Podemos, Pablo Iglesias. REUTERS

Las alianzas con las que Podemos fue al 20-D en Cataluña, Comunidad Valenciana y Galicia y que suman 27 de los 69 diputados obtenidos por estas coaliciones, presionarán el partido para que no ceda sobre su exigencia de celebración de un referéndum catalán. El líder de la formación, Pablo Iglesias, defiende sin matices el llamado derecho a decidir y la plurinacionalidad de España, pero su margen de diálogo con otras fuerzas, sobre todo el PSOE, a propósito de la consulta queda atado por el peso de las coaliciones territoriales, especialmente En Comú Podem. Íñigo Errejón, número dos del partido, sugirió ayer la hipótesis de una “figura independiente” en La Moncloa. “Tampoco es una locura”, dijo.

La primera declaración de intenciones del líder de Podemos tras las elecciones generales dejó claro al socialista Pedro Sánchez que no tendría su apoyo si el PSOE no acepta la celebración de un referéndum y una reforma de la Constitución que reconozca a las comunidades autónomas el derecho a convocar consultas. Rechazó calificarla de línea roja para el diálogo, pero sí dijo que es “imprescindible para construir un nuevo compromiso histórico” y su proyecto de nueva Transición. La dirección de Podemos sostiene que el referéndum y el proyecto de una España plurinacional no es más prioritario que los otros cambios constitucionales que plantea el partido —reforma de la ley electoral, equiparación de los derechos sociales a los civiles, prohibición de las puertas giratorias y despolitización de la justicia—. No obstante, se trata de la única exigencia que el PSOE ni se plantea a asumir para iniciar unas negociaciones.

En cualquier caso, la proyección de las alianzas territoriales de la formación, que aspiran a formar grupos propios en el Congreso aunque la Mesa de la Cámara puede negárselos, imposibilita la hipótesis de que Iglesias y su equipo negociador cedan en este punto.

Programa

En vísperas de la campaña electoral, la cúpula del partido corrigió su programa electoral para añadir una referencia explícita a un referéndum soberanista en Cataluña. Podemos se limitaba en la primera versión del texto a reconocer el derecho de las autonomías a celebrar consultas. La corrección se comprometía a promover “un referéndum con garantías en Cataluña”. Esta es la fórmula, que no aclara si se trataría de una votación vinculante desde el punto de vista jurídico, que la formación emergente debe ahora mantener en sus conversaciones.

El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, se mostró ayer abierto al diálogo. “Los españoles nos han dicho que tenemos que hablar”, opinó en una entrevista en Onda Cero en referencia al resultado electoral y a la fragmentación del Parlamento. El secretario de Política, que se implicó a fondo en Cataluña durante la campaña, afirmó que “hace falta un nuevo acuerdo territorial que pasa porque los catalanes puedan elegir su encaje con el resto de España”.

En opinión de Errejón, en esta primera fase, “hay cosas que van mucho más allá que el cambio del presidente”. Y una de esas cuestiones tiene que ver con la reforma de la Constitución que recoja el derecho a consulta sobre independencia. “Incluso en el PSC”, afirmó Errejón, “esto se entiende”.

“Presidente independiente”

El número dos del partido lanzó, además, una idea al aire, que según fuentes de la dirección no tiene categoría de propuesta y que demuestra que no se cierra a ninguna opción. “No sé si veo yo mucho a Pedro Sánchez [en La Moncloa]”, dijo. “Para alguna de las transformaciones importantes que necesita nuestro país, a lo mejor necesitamos pensar en figuras independientes”. Aunque se trata de una propuesta que Podemos no ha planteado formalmente, Errejón cree que “ese espíritu para esa nueva Transición estaría bien recuperarlo, y si para eso hace falta que haya figuras por encima de los partidos, a lo mejor tampoco es una locura”.

Además, apremió al líder del PSOE para que intente formar una mayoría. “Si ha dicho que no va a votar a Rajoy, tiene que decir si va intentar alguna alternativa al Gobierno”, consideró. El objetivo de Podemos es dejar la pelota en el tejado del PSOE.

Más información