79140: el Gordo de la Lotería de Navidad, íntegro en Roquetas de Mar

La administración almeriense vende íntegramente el 79.140 y reparte más de 450 millones

Celebraciones en Roquetas.Foto: atlas

Reme lloraba este martes cuando explicaba que ha vendido 30 décimos del Gordo en Bayárcal, un pequeño pueblo de Almería con 336 habitantes. Es alumna del IES Emilio Manzano de Laujar de Andarax, municipio cercano, y ha vivido con sus compañeros uno de esos golpes de suerte que se recuerdan toda la vida. El centro suele comprar en Berja los décimos de lotería que ayudan a sufragar el viaje de estudios de los chavales, pero al lotero no le quedaban billetes y David Ortiz, profesor de Geografía e Historía y jefe de estudios, decidió probar suerte en Roquetas de Mar, donde vive su padre.

Le dijo que retirara un número y la elección fue el redondo 79.140. “La suerte, qué te digo yo”, contaba el docente poco después de que resultara agraciado con el primer premio de la Lotería de Navidad y cuatro millones de euros a la serie. La alegría se desbordó en varias localidades de la Alpujarra almeriense.

Más información
12775, segundo premio de la Lotería de Navidad
5163, tercer premio del Sorteo de Navidad 2015
¿Cuándo puedo cobrar mi décimo de lotería?
La probabilidad de ganar el Gordo equivale a una gota en cinco litros
Los premiados de la Lotería 2015
Números que ganaron el primer premio pero que nadie quiso
Los mejores momentos del Sorteo

Cogieron por ventanilla 800 décimos y solo devolvieron 16. Los alumnos de 3º y 4º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) han vendido 784 boletos entre profesores, padres, familiares, amigos… “Muy repartido”, explicaba Ortiz. A un trabajador del Ayuntamiento de Bayárcal le ha tocado “un piquillo” de un número compartido. “Llamo al alcalde y le digo que me voy”, afirmaba, nervioso, alrededor de la una de la tarde. Algunos billetes también han viajado a Nacimiento y Fondón.

Los alumnos de Laujar, que organizan su viaje de estudios cada dos años, han repartido en esta zona de la provincia de Almería cerca del 70% del premio Gordo, vendido íntegramente en la administración número 2 de Roquetas de Mar. En total se despacharon 113 series (1.130 décimos) que se han traducido en 452 millones de euros, según el administrador, José Martín, al frente del negocio junto a su mujer, Blanca Hidalgo, desde hace solo 14 meses. Su estimación es que se devolvieron unas 40 series.

Esta administración está abierta al público en la Avenida de Roquetas desde 1996, hace casi 20 años, los mismos que está empleada en ella Felisa. “Estamos contentísimos. Ves a la gente a la que le ha tocado, que realmente lo necesita, y eso emociona más”, decía. A la una de la tarde ya no se podía pasar por la calle del barullo. El número lo lleva gente “trabajadora”, gente del campo, era lo más repetido entre gritos, saltos, botellas de cava y villancicos con guitarra y letra adaptada para la ocasión. Algunos se animaron para vestir las camisetas hechas ad hoc que informaban de que el Gordo se había vendido “aquí”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Nos hacía mucha faltica este empujón”, comentaba un matrimonio. Entre los agraciados, un joven senegalés que reside en España desde hace ocho años y trabaja en los invernaderos del Poniente almeriense, la tierra de la agricultura intensiva. “No lo sé, es muy pronto. Ya veremos”, decía cuando se le preguntaba qué iba a hacer con los 400.000 euros de su décimo. Un amigo y compatriota suyo también llevaba el número ganador, pero se dio la vuelta en cuanto vio la algarabía en la puerta de la administración y las cámaras que intentaban captar la felicidad por la lluvia de millones.

Un funcionario de Loterías y Apuestas del Estado mostraba la bola con el primer premio de la Loteria de Navidad antes de introducirla en el bombo.
Un funcionario de Loterías y Apuestas del Estado mostraba la bola con el primer premio de la Loteria de Navidad antes de introducirla en el bombo.Sergio Barrenechea (EFE)

En Roquetas corrió el cava y corrieron las lágrimas, como las del abuelo con más de 70 años que tuvo guardado el décimo en la administración varios días, reservado en exclusiva para él, porque no podía pagarlo antes. O las de una adolescente de 14 años que lloraba con un número en la mano. “Tenemos clientes de toda la vida, los conocemos de siempre”, subrayaba, emocionada, Felisa.

El Gordo tardío cantado a las 12.13 horas por Lorena Stefan y Nicol Valenzuela viajó también a los municipios malagueños de Villanueva de la Concepción y Colmenar gracias a un grupo de jubilados que estuvieron en Roquetas a principios de noviembre. El viaje, de varios días, se organiza una vez al año y el azar llevó a decantarse por el municipio almeriense, que no conocían. Fue un autobús lleno, con unas 50 personas. No todas compraron, pero algunos recibieron el pedido de traer de vuelta al pueblo algún décimo de Navidad.

Una de las que encargó fue la madre del alcalde, Gonzalo Sánchez. “Es increíble”, decía, riéndose, el político, contento por sus vecinos. Era imposible conocer los datos con exactitud, pero solo en Villanueva de la Concepción podían haberse repartido alrededor de 100 números, unos 40 millones de euros que llenaron de gente la plaza de este pueblo de 3.341 habitantes. La suerte ha salpicado a media docena de vecinos de Colmenar que se sumaron al viaje.

Según el administrador del despacho de Roquetas, hay algún décimo que ha viajado a Canarias. En Bayárcal, hay agraciada gente que realmente necesita el dinero. Entre ellos, dos familias en riesgo de exclusión con hijos en el instituto que ha repartido la suerte en la Alpujarra almeriense. “Es asombrosa la suerte, cómo reparte”, afirmó el alcalde, Jacinto Navarro, que estaba “absolutamente emocionado”.

El profesor David Ortiz, el artífice de los millones repartidos por los alumnos de Laujar, guardó un décimo para el conserje del centro porque no tenía dinero para pagarlo. “Le dije: no te preocupes… Como en el anuncio”, se reía ayer. El Gordo ha sido solidario este año y ha estado muy repartido. Los chavales aún no tienen decidido a dónde viajarán en 2017 para celebrar el final de la ESO, puede que a Italia, aunque no está claro. Y ahora es lo de menos.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS