Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera presiona al PSOE para que deje gobernar al PP

El candidato argumenta que la legislatura debe comenzar para que España afronte las reformas que necesita y no caiga en la deriva de Grecia

Albert Rivera, durante la noche electoral. Ampliar foto
Albert Rivera, durante la noche electoral.

Albert Rivera alertó ayer sobre el peligro de que España “se convierta en Grecia, que convoca elecciones cada tres meses” y le pidió a Pedro Sánchez que el PSOE se abstenga para permitir que Mariano Rajoy gobierne. “Apelo a la responsabilidad y al sentido de Estado”, dijo el presidente de Ciudadanos, que cree que un Ejecutivo del PP en minoría tendría dificultades para frenar algunas de las propuestas de reforma que plantea su formación, como la de la ley electoral.

“Le toca al PSOE mover ficha. Tiene que decidir que España sea un país gobernable, si quiere que podamos hacer reformas, y que empecemos a trabajar”, advirtió Rivera, que sabe que sus asesores consideran que una repetición de las elecciones sería perjudicial para sus intereses. “La única posibilidad que veo es que gobierne en minoría quien ha ganado las elecciones [el PP]”.

Los dirigentes de Ciudadanos creen que la única opción que conjuga estabilidad y defensa de la unidad de España con la aritmética parlamentaria nacida de las urnas es la de que el PP gobierne gracias a su abstención y la de los diputados socialistas. Rivera, que se mantendrá en la oposición gobierne quien gobierne, llegó a calificar ayer de “inviable” que el PSOE forme Ejecutivo con Podemos, y condenó la propuesta de Pablo Iglesias de celebrar un referéndum vinculante sobre la independencia en Cataluña. El líder de Ciudadanos envió sendos mensajes a Rajoy e Iglesias para felicitarles por sus resultados. Con Sánchez, sin embargo, no se puso en contacto.

“España no puede estar paralizada pendiente de las trifulcas internas de algunos partidos que solo piensan en sus siglas”, argumentó Rivera, muy duro en el tono que empleó con secretario general de los socialistas. “Los españoles necesitamos saber si el PSOE está por bloquear la legislatura y conducirnos a elecciones anticipadas”, siguió. “Esa no es nuestra salida. Necesitamos un Parlamento que funcione para reformar España, pero también necesitamos instituciones estables, para que España no se convierta en un país como Grecia, que convoca elecciones cada tres meses”, continuó. “Todos somos conscientes de que la situación política y económica que vive España no es tampoco para tirar cohetes. Es bueno para España que esto se resuelva cuantos antes”.

Ciudadanos cerró el 20-D con 40 respresentantes que le hacen intrascendente por sí mismo para la formación de Gobierno, ya que Rivera se reafirmó ayer en su promesa de no apoyar un Ejecutivo que él no presida. El líder de la formación emergente, que prometió un ejercicio de autocrítica por un resultado alejado de las expectativas alentadas por los sondeos, no reconoció ningún error. “Estoy convencido de que se habrán producido errores, y de que para pasar de 1,4 millones de votos en mayo a 3,5 en diciembre algún acierto también se habrá producido”, dijo. Al tiempo, Rivera no se resignó a tener un papel secundario en la próxima legislatura y presentó un catálogo de las propuestas que llevará hasta la Cámara.

Ley electoral

Así, Rivera anunció que Ciudadanos abrirá una ponencia para estudiar la reforma de la ley electoral —“Esta vez va a cambiar”, dijo—, en la que espera contar con el apoyo de Podemos.

Aunque las propuestas de ambos partidos son distintas (Ciudadanos opta por un sistema de doble urna y Podemos por pasar de la circunscripción provincial a la autonómica), fuentes de la Ejecutiva de Rivera confirmaron a EL PAÍS que el modelo propuesto por Iglesias supondría “una mejora” con respecto al actual. Ese sería el primer intento por parte de Ciudadanos de poner a prueba los equilibrios de un Congreso hiperfragmentado, en el que habrá que tejer alianzas ley a ley.

Además, Rivera intentaría impular a un pacto nacional por la educación y a otro para luchar contra la corrupción. “Son temas candentes, simbólicos”, advirtió el líder de la formación.