El primer acercamiento del PP será con Ciudadanos pero habrá más

El líder defiende Ejecutivos estables para toda la legislatura

Una de las cosas claras que Mariano Rajoy tenía durante la campaña era que si ganaba y podía encarar las primeras negociaciones para intentar formar Gobierno iba a proponer a sus hipotéticos aliados un “Gobierno estable para toda la legislatura”. Anoche lo repitió nada más salir al balcón del PP. Ese plan pasaba porque el Partido Popular sumara cerca de 135-140 escaños (se quedó en 123) y Ciudadanos una cifra próxima a 35-40 (que logró). El tope de la mayoría absoluta estaría superado. Rajoy sabía que Ciudadanos se comprometió al final a dejar gobernar al partido ganador y que no querría aceptar entrar en un Gobierno de coalición con uno de los estandartes de la denominada vieja política. Esas sumas ahora ya no llegan.

Pero Rajoy no cejará e intentará, al menos de entrada, formar un Gobierno en minoría, si Ciudadanos mantiene su palabra, y la alianza de izquierdas (“Psoemos” y otros) no logra ponerse de acuerdo. ¿Cuáles serían los nuevos apoyos que buscará Rajoy y cuáles las opciones prioritarias para agregar a los 162 diputados que alcanzan entre el PP y el partido de Rivera? No está nada claro.

Fuentes de la dirección nacional del PP próximas a Rajoy evitaron anoche empezar a especular ya con ese tipo de quinielas hasta no desmenuzar bien los números obtenidos por cada uno y, sobre todo, hasta no conocer exactamente en qué situación se quedaba al final el segundo partido en el Parlamento. La idea que manejaban en el PP es que no es lo mismo un PSOE en segunda posición y debilitado que Podemos asumiendo ese rol y querían sondear su actitud. El resultado del PSOE, aún perdiendo 19 actas, les deja claramente como líderes de la oposición con 90 escaños, el 22% de los votos y cuatro millones y medio de escrutinios. Sánchez no sale especialmente debilitado.

El PP, además, teme la capacidad casi histórica del PSOE de labrar alianzas con todo tipo de fuerzas. Una primera batida de los mensajes de campaña de Rajoy ya se dirigió contra el líder socialista, Pedro Sánchez, por su presunción de que se aliará con Podemos y hasta con “ocho o nueve fuerzas más, izquierdistas, independistas, nacionalistas y el que pase por ahí”). Anoche, algunos dirigentes del PP volvieron sobre esa consigna de que un Ejecutivo del PSOE con todos los demás sería “un lío” y malo para España. Otros miembros del equipo han dejado caer en esta campaña que también se podrían intentar establecer contactos con el PSOE para una teórica gran coalición, pero más como una operación de desgaste contra Sánchez al apuntar que los acuerdos serían más fáciles con otros dirigentes.

Rajoy anoche solo anticipó: “España necesita seriedad, seguridad, certidumbre y confianza. No va a ser fácil pero en las dificultades se ve a los políticos de verdad”. Y luego prometió que dialogará y negociará más que lo que ha hecho hasta ahora.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS