Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP también sufre en sus bastiones

Rajoy pierde 9 escaños en la Comunidad Valenciana, seis en Madrid y cinco en Galicia

El partido ha perdido estas elecciones generales 3,6 millones de votos

El PP ha perdido estas elecciones generales 3,6 millones de votos y 63 escaños, después de haber perdido en las pasadas autonómicas de mayo 2,4 millones de apoyos. El partido sangra ahora también por sus antiguos bastiones. Territorios donde solían gobernar y obtener más papeletas para el Congreso han castigado con dureza a Mariano Rajoy.

El panorama después del 20-D es radicalmente distinto del de 2011. Entonces gobernaban en 11 de las 17 comunidades autónomas. Ahora ni siquiera en las cinco en las que todavía conservan el poder (Castilla y León, Galicia, La Rioja, Madrid y Murcia) han logrado mantener los resultados que obtuvieron hace cuatro años. Estos son los resultados del PP por comunidades autónomas.

Madrid. El PP se deja más de 515.000 votos en la comunidad que gobierna desde el pasado mayo con el apoyo de Ciudadanos. Los populares obtienen en Madrid 13 de los 35 escaños que se reparten en la comunidad, esto es, seis menos que hace cuatro años. En la lista madrileña, encabezada por Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría, hay otros dos ministros, Isabel García Tejerina y Cristóbal Montoro, además del director de la Oficina Económica de La Moncloa, Álvaro Nadal, (en el quinto puesto), y José Luis Ayllón, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes y mano derecha de la vicepresidenta. En 2011 tenían más de la mitad de los votos y ahora se han quedado en el 33,5%.

De la Serna obtiene escaño por Segovia

El político está expedientado por el cobro de comisiones

Pedro Gómez de la Serna, expedientado por el cobro de comisiones, ha obtenido un escaño por Segovia. Era el segundo en la lista que el PP presentaba por esta provincia. El partido le ha pedido que renuncie al acta, aunque Gómez de la Serna está, en palabras del líder del PP vasco Alfonso Alonso, “desaparecido”.

El escándalo de las comisiones se destapó una semana antes de las elecciones. Su compañero de expediente, el embajador Gustavo de Arístegui, ya ha dimitido. Ambos llegaron a facturar 829.000 euros por dos contratos mientras hacían de lobby para empresas en África y Latinoamérica.

Comunidad Valenciana. Se ha convertido en una de las fotografías del desplome popular. Si en 2011 se hicieron en esta comunidad con 20 de los 33 escaños a repartir, ahora han obtenido solo 11: 4 en Alicante, donde es cabeza de lista el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo; 5 en Valencia y 4 en Castellón. Y todo pese a que Rajoy viajó dos veces a la comunidad en campaña, la última el pasado viernes, donde celebró su mitin más concurrido, con cerca de 6.000 asistentes, según la organización. Los populares perdieron la Generalitat el pasado mayo después de un acuerdo entre PSOE, Compromís y Podemos. 

Galicia. El PP pasa de los 15 escaños obtenidos en 2011 a 10. Uno de esos cinco lo pierde en Pontevedra, la tierra del candidato Mariano Rajoy y donde el pasado jueves recibió un fuerte puñetazo en plena calle cuando paseaba. Otros dos los pierde en A Coruña, donde Ciudadanos ha logrado su único escaño gallego; uno en Lugo y otro en Ourense.

Castilla-La Mancha. El PP ha obtenido en la comunidad, que gobierna el PSOE desde el pasado mayo, cuatro escaños menos de los que tenían hace cuatro años. Es decir, 10 de los 21 que aportan los castellano-manchegos al Congreso. Ciudadanos irrumpe con tres diputados, el PSOE obtiene los mismos que en 2011 (7) y Podemos se estrena con uno. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, de origen madrileño, será diputado por Cuenca.

Murcia. Especialmente significativa resulta la caída en Murcia, donde el PP era imbatible. En las generales de 2011 obtuvieron en la comunidad el 64,22% de los votos y ahora se han quedado en el 40%, con cinco escaños. Los tres diputados que pierden los populares se reparten entre Ciudadanos (2) y Podemos (1), ya que el PSOE mantiene los dos que obtuvo hace cuatro años. 

Castilla y León. Es una de las cinco comunidades en las que sigue gobernando el PP después de las elecciones de mayo, pero también aquí sus votantes les han castigado. El partido ha obtenido cuatro escaños menos, 17 en total. En la codiciada Ávila, a la que tanto el PP como Ciudadanos acudieron en varias ocasiones para reivindicar la figura de Adolfo Suárez y el centro político, los populares mantienen dos diputados, aunque con un 15,6% menos de votos que en 2011, y la formación de Rivera, ninguno. También en Segovia el PP conserva dos escaños aunque al segundo diputado, Gómez de la Serna, expedientado por el cobro de comisiones, ya le han pedido que renuncie. En Burgos, el PP pierde un diputado. En León, los populares pieden uno, que gana Ciudadanos; y el PSOE otro, que se va a Podemos. También en Salamanca y Valladolid el  el PP pierde dos diputados, que van para el partido de Rivera.  

Andalucía. Era un buen caladero de votos para el PP y es una de las comunidades donde Mariano Rajoy ha insistido más esta campaña. Pero al final, han perdido 12 escaños respecto a los resultados de 2011, y se quedan con 21 de los 60 diputados que los andaluces aportan al Congreso. Por provincias, lograron 3 en Sevilla, 2 en Almería, 3 en Cádiz, 2 en Córdoba, 3 Granada, 2 en Huelva, 2 en Jaén y 4 en Málaga.

Cataluña. Es uno de los territorios más hostiles para el PP. Rajoy dedicó buena parte de su campaña a asegurar que solo él podría garantizar la unidad de España, pero su receta para Cataluña le ha convertido en la sexta fuerza política en la comunidad. Pese a todo, el partido ve como un triunfo el empate a escaños (cinco) con Ciudadanos después del baño que la formación de Rivera les dio en las pasadas autonómicas. En 2011, los populares obtuvieron 11 diputados y eran la tercera fuerza en Cataluña por detrás de CiU y PSC.

Asturias. La alianza con la formación fundada por Francisco Álvarez Cascos ha servido para mantener los tres escaños por Asturias, auque con 37.300 votos menos. El que fuera vicepresidente con Aznar y secretario general del PP durante 15 años abandonó el partido después de que Rajoy le negara la candidatura a la presidencia del Principado en 2011. Cascos ganó con sus nuevas siglas aquellos comicios, pero la falta de apoyos le obligó a convocar de nuevo elecciones. El hecho de que se retirara de la primera línea -no aparecía en las listas- facilitó la coalición con los populares para concurrir juntos este 20-D.

Extremadura. Desde las pasadas autonómicas gobierna de nuevo el socialista Guillermo Fernández Vara. Ahora el PP pierde dos de los seis diputados que obtuvo en 2011, el PSOE aumenta uno y Podemos se estrena con un escaño.

País Vasco. El PP pasa de cuarta a quinta fuerza política en Euskadi con solo 2 de los 18 escaños que la comunidad aporta al Congreso. Le adelantan EAJ-PNV que sube un diputado, hasta los 6; Podemos, que se estrena con 5; el PSE, que pierde uno y se queda en tres y EH Bildu, con dos escaños. Todo poco después de que el ministro de Sanidad Alfonso Alonso sustituyera al frente del PP vasco a Arantxa Quiroga. Se queda fuera del Congreso una de las caras más conocidas de los populares, Javier Maroto, que iba de número dos en la lista por Álava. 

Navarra. En la comunidad foral, donde el PP se presenta con UPN, mantienen los dos escaños obtenidos en 2011, los mismos que logra Podemos.

Baleares. El PP se deja dos escaños y casi un 20% de votos en Baleares, que desde el pasado mayo preside la socialista Francina Armengol gracias al apoyo de Podemos y MES.

Canarias. Los populares pierden cuatro diputados en el arachipiélago, mientras Podemos y Ciudadanos se estrenan con tres y dos respectivamente. Dos de ellos los pierden en Las Palmas donde era cabeza de lista el ministro de Industria, José Manuel Soria. 

Cantabria. El partido, que en 2011 obtuvo el 52,17% de los votos y cuatro diputados se queda ahora en dos, los mismos que se reparten Podemos y Ciudadanos.

La Rioja. El PP también pierde un diputado y se queda en dos en La Rioja,una de las comunidades que sigue gobernando.  El resto de los cuatro escaños riojanos al Congreso se reparten entre PSOE y Podemos. 

Aragón. De ocho a seis diputados de los 13 que aportan Huesca, Teruel y Zaragoza al Congreso. Podemos obtiene dos, Ciudadanos 1 y el PSOE conserva los cuatro que obtuvo en 2011.

Más información