Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón pasa al ataque y pide el apoyo a los votantes de Podemos

"Hacía tiempo que un partido no renunciaba a tanto antes de llegar al poder", sostiene

Alberto Garzón en el mitin improvisado en Madrid
Alberto Garzón, en el mitin improvisado que dio anoche en una plaza de Madrid a quienes no cupieron en el acto. EFE

Personalista, centrada en Alberto Garzón, y eludiendo el ataque a Podemos. Esas fueron las dos claves de la campaña que la dirección de Izquierda Unida (IU) aprobó llevar a cabo para estas elecciones generales el pasado mes de noviembre, según constaba en el plan general al que tuvo acceso EL PAÍS. Pero el transcurso de la campaña ha cambiado las cosas, y el candidato de Unidad Popular- IU ha pasado de rehuir la confrontación con el partido de Pablo Iglesias a dirigir fuertes críticas contra esa formación. En una entrevista en este diario, publicada este lunes, Garzón cargó duramente contra Podemos, por haber "aceptado gran parte del discurso de la derecha" y por estar dirigido por un "alma que detesta a la izquierda". Este miércoles, el candidato ha pedido directamente el apoyo a los simpatizantes de Podemos: "Me gustaría que los votantes de Podemos nos votaran".

El candidato de IU considera que Podemos ha virado al centro renunciando a los principios y valores de izquierdas, y a gran parte de las propuestas que asumía al principio. "Hacía mucho tiempo que no veíamos un partido que renunciara a tanto incluso antes de llegar al poder. Es verdaderamente sorprendente", ha señalado Garzón esta mañana en una entrevista en la radio online Radiocable. Garzón cita como las renuncias de Podemos la defensa de la OTAN, el respaldo a la "cultura de la Constitución del 78" o la apuesta "por el libre mercado". "El Podemos fresco, rupturista, que ilusionó a tanta gente, perdió la batalla", ha subrayado, de nuevo, este martes.

Podemos disputa a IU su mismo espacio político y, según las encuestas, en mejor posición que la coalición de izquierdas. El partido de Cayo Lara cree que tiene un caladero entre los votantes indecisos entre las dos formaciones y que pueden estar decepcionados con el viraje de Podemos, lo que el partido de Iglesias describe como su "madurez". "Creo que no es lo que mucha gente de Podemos quiere, de hecho no descarto que muchos nos voten, es más, me gustaría que nos votaran a nosotros, a Unidad Popular, porque sí reflejamos esa ruptura: recogemos lo mejor del movimiento obrero pero también la radicalidad del 15-M", ha señalado Garzón. "Esas cesiones [de Podemos] explican por qué el presidente de la CEOE dijo que no le preocupaba Podemos".

En la coalición explican que no se trata de un cambio de estrategia, que el partido emergente no es el centro de su campaña pero que el candidato es interpelado por los periodistas continuamente por Podemos. La relación entre los dos partidos sigue requiriendo atención mediática desde que se frustrara su candidatura conjunta a las generales, y porque son adversarios y aliados al mismo tiempo, ya que sí concurren conjuntamente estas generales en Cataluña y Galicia. Garzón cree que no acomete "ataques" contra Podemos, porque su adversario es otro: "Quien nos ha recortado la vida". Al mismo tiempo, defiende sus palabras: "No vamos a dejar de señalar las incoherencias de otros partidos que son contrarias a la mayoría social".

Más información