Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interceptados en Valencia 40 palés hechos con 1.400 kilos de cocaína

De los 12 integrantes de la organización de narcotraficantes, un empresario químico de Albacete era el enlace para transformar en España la mercancía de Colombia

Aspecto que presentaban los palés hechos con cocaína. Ampliar foto
Aspecto que presentaban los palés hechos con cocaína.

Lo que comenzó como una operación antidroga más en Madrid, hace un año, ha terminado destapando un nuevo y sofisticado método de colar la cocaína en España. Hasta 1.400 kilos moldeados cuidadosamente en la forma de 40 palés. Así los incautaron los agentes de la Policía Nacional y de la Agencia Tributaria en el puerto de Valencia, y detuvieron a los 12 integrantes (en España, Dubai y Reino Unido) de la organización de narcotraficantes. 

La mercancía, camuflada como continente, procedía de Cartagena de Indias y su destino final era Reino Unido. España era país de tránsito y el referente, un empresario albaceteño "venido a menos" y químico de profesión. "Había sido ya detenido por un presunto tráfico de precursores", los componentes químicos utilizados para extraer y procesar la coca cuando va empastada en otros materiales, aseguran fuentes de la investigación. Actualmente, y tras montar una empresa en Colombia, paralela a la española —"que funcionaba como tapadera porque no tenía apenas movimiento"—, el citado empresario está huido en el país latinoamericano. Su familia, mujer e hijos, continúan viviendo en Albacete.

En una nave industrial de Chiva (Valencia) era donde "los cocineros", dos colombianos expertos en la extracción del estupefaciente, habían montado su laboratorio. Y allí mismo fueron también detenidos, entre 6.800 litros y 980 kilos de precursores y productos químicos.

La red comenzó colando la cocaína mezclada con carbón, "un producto que la hace indetectable para los perros". Pero una operación el pasado mes de abril en Barranquilla en la que se incautaron cientos de kilos de carbón, obligó a los narcos a cambiar su modus operandi. De ahí que comenzasen a fabricar palés con coca y algo de carbón, para invisibilizarla al máximo.

Palés negros de 35 kilos

Sin embargo, esos palés de color negro con un peso de 35 kilos cada uno, resultaron sospechosos para los miembros de la Agencia Tributaria, frente a los habituales de madera y de unos 12 kilos de peso. Un pedazo, analizado en un laboratorio, confirmó sus sospechas.

La operación, encauzada por la Brigada de Policía Judicial de Madrid y apoyada por la UDYCO (Unidad de Drogas y Crimen Organizado) de la Comisaría General de Policía Judicial y por agentes de la Agencia Tributaria, ha supuesto "la desarticulación de una organización de narcotráfico previa a su asentamiento en España".

Más información