Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Qué tengo que saber del CIS?

La última encuesta preelectoral dibuja el posible escenario político que resultará de las urnas del 20-D

Elecciones municipales
Votantes en una mesa electoral en San Sebastián el pasado mayo.

La última encuesta preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) antes de las próximas elecciones generales del 20 de diciembre dibuja el posible escenario político que resultará de las urnas. El Partido Popular (PP) sería el partido más votado pese a perder la mayoría, pero necesitará pactar para mantener a Mariano Rajoy como presidente. La irrupción de Ciudadanos y Podemos diseña un Parlamento que ya no es cosa de dos, y pone fin a la hegemonía bipartidista que ya vaticinaban los sondeos anteriores. El líder de la formación naranja, Albert Rivera, que se sentará por primera vez en una silla de la Cámara baja, es el mejor valorado entre los preguntados. 

Mariano Rajoy, presidente a expensas de posibles pactos

El PP pierde la mayoría absoluta que cosechó en los comicios de 2011, según la encuesta del CIS. El partido de Mariano Rajoy ganará las elecciones del 20 de diciembre con el 28,6% de los votos, lo que supone entre 120 y 128 escaños y la necesidad de buscar apoyos para poder mantenerse al frente del Ejecutivo. Ciudadanos ya ha reiterado que no piensa pactar con los populares, aunque este acuerdo parece más factible que un hipoético consenso con los socialistas.

El PSOE no logra frenar su caída

El cambio de Alfredo Pérez-Rubalcaba por el de Pedro Sánchez parece no dar aliento a los socialistas, muy denostados por la irrupción de los partidos emergentes. El PSOE obtendrá, según la encuesta, entre 77 y 89 diputados y un porcentaje de voto del 20,8%, mientras que en las pasadas generales se mantuvo en los 110 escaños con el que hasta entonces había sido su peor resultado este mínimo será rebasado el próximo 20-D. Una alianza con Podemos, IU-Unidad Popular y el resto de formaciones de izquierda sería insuficiente para alcanzar la mayoría absoluta según los resultados del CIS.

Ciudadanos y Podemos, de la nada al todo

Los conocidos como partidos emergentes han llegado para quedarse. El naranja y el morado entrarán con fuerza en el abanico de colores del Congreso, cuando hace cuatro años ni siquiera se presentaron a las elecciones. Los mejor parados, la formación de Albert Rivera: con 63 y 66 sillones en el Congreso y un 19%, se convierte en la tercera fuerza en la Cámara alta. A solo un 1,8% de los socialistas, Ciudadanos le pisa los talones a la formación de Sánchez. Podemos se sitúa en la cuarta posición con entre 23 y 25 diputados, el 9,1%.

Rivera, de nuevo candidato a líder mejor valorado

La encuesta del EL PAÍS Debate elaborada por Metroscopia encumbró a Albert Rivera como el candidato que mejor había defendido su posición frente a sus dos oponentes, y este jueves el CIS le sitúa como el líder mejor valorado entre los encuestados. Sin embargo, ninguno de los cabezas de lista de los principales consigue el aprobado. Rivera roza el aprobado con un 4,98 sobre 10, le sigue de cerca Alberto Garzón (Izquierda Unida- Unidad Popular) que consigue un 4,62, y Pedro Sánchez, con un 4,59.

Un posible pacto de izquierdas no alcanzaría la mayoría absoluta

Un acuerdo que permita formar un gobierno integrado por fuerzas de izquierdas (socialistas, más Podemos y sus fuerzas afines, así como Izquierda Unida) queda por debajo de la barrera de los 176 diputados necesarios para la mayoría absoluta del Congreso. La formación de Alberto Garzón, Izquierda Unida-Unidad Popular, sufre un fuerte castigo en las urnas: pasa de los 11 actuales a entre 3 y 4 sillones, lo que lo sitúa al borde de tener grupo propio.

Los emergentes relegan al PSOE al cuarto puesto en Madrid

Madrid dará a Ciudadanos el mayor número de escaños por comunidad autónoma. Los de Rivera conseguirán 10 sillas en el Congreso en una región donde los populares se mantienen en el primer puesto con entre 13 y 14 escaños de los 36 posibles. La tercera fuerza es Podemos, con entre seis y siete asientos. Hay que mirar hasta el cuarto puesto para encontrar a los socialistas, que con cinco diputados, reduciría a la mitad sus resultados respecto a las generales de 2011.

Podemos se alza con la victoria en Cataluña

La formación naranja, que se presenta en Cataluña bajo la denominación de Comú-Podem junto a ICV, ganará el mayor número de escaños que se reparten en la comunidad. Los de Pablo Iglesias conseguirán entre 10 y 11 escaños de los 47 posibles, seguidos muy de cerca por Ciutadans, Convergència, Partit dels Socialistes y Esquerra. Convergència continúa su declive en las urnas generales: obtendrían nueve escaños, el peor resultado de CDC en unas generales desde 1979.

Los socialistas recuperan su feudo andaluz

Pese a la tendencia a la baja de los socialistas en términos generales, en Andalucía sí logran el mayor número de escaños en juego. Aunque en las pasadas elecciones de 2011 el partido más votado fue el PP, el PSOE se hace con el primer puesto en la encuesta del CIS para el próximo 20 de diciembre con entre 21 y 25 escaños. La segunda fuerza es el PP, con entre 19 y 21 —una docena menos que en los últimos comicios—, seguido de Ciudadanos, con entre 11 y 14 diputados;  Podemos, que sentaría a cinco representantes; e IU, que tendría un parlamentario.

Los populares mantienen Valencia y Murcia aunque experimentan un retroceso

Los populares se mantendrán como primera fuerza más votada en la Comunidad Valenciana, a pesar de que pueden perder la mitad de los escaños que obtuvieron en las elecciones generales de 2011. Se quedarán con entre 10 y 12 diputados, seguidos por un triple empate de PSOE, Ciudanos y Podemos-Compromís, con en torno a siete cada uno. En Murcia, el PP alcanzará cinco escaños de los 10 que están en juego, aunque con un claro retroceso respecto a los ocho diputados que obtuvo en las elecciones de 2011. El PSOE y Ciudadanos lograrían el 20-D dos escaños cada uno y uno para Podemos, de los otros cinco escaños elegidos desde esta región. 

El PP pierde al menos 24 escaños en nueve de sus comunidades emblemáticas

El PP perderá al menos 24 escaños en nueve de sus comunidades emblemáticas. El partido se deja parlamentarios en Aragón (de los 8 que obtuvo en 2011 pasaría a 3), Canarias (de 9 baja a 6), Cantabria (de 4 a 3), Castilla-La Mancha (de 14 a 10-11), Castilla y León (de 21 a 17-18), Extremadura (de 6 a 10), Galicia (de 15 a 10), Baleares (de 5 a 2-3) y La Rioja (de 3 a 2). También pierde un diputado en País Vasco (pasa de 3 a 2) y mantiene los dos de Navarra y los de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla (uno en cada una).

 

Más información