Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los seis principales partidos no coinciden sobre el Poder Judicial

PP, PSOE, IU, UPyD, Podemos y Ciudadanos proponen modelos completamente distintos para el órgano de gobierno de la Justicia

Reunión de la la Comisión Permanente del CGPJ.
Reunión de la la Comisión Permanente del CGPJ.

Los seis principales partidos proponen soluciones completamente distintas para el Consejo General del Poder Judicial. Ninguna otra institución constitucional tiene reflejo tan dispar en los programas electorales de las generales del 20 de diciembre. PP, PSOE, IU, UPyD, Podemos y Ciudadanos solo coinciden en líneas generales en detectar disfunciones en el Consejo, según se puso de manifiesto en un debate sobre las propuestas de Justicia organizado ayer por Jueces para la Democracia, Unión Progresista de Fiscales y Asociación Libre de Abogados. PP y Ciudadanos no asistieron.

El extremo es el de Ciudadanos, que en su programa propone eliminar el Consejo. Para eso defiende cambiar la Constitución, para sustituirlo por un presidente, el del Tribunal Supremo elegido por dos tercios del Congreso y asistido por dos adjuntos.

Podemos defiende la elección directa ciudadana del Poder Judicial, reduciendo de 20 a 15 el número de miembros y también con reforma de la Constitución.

Izquierda Unida-Unidad Popular también pide la participación directa de los ciudadanos en la elección del órgano de gobierno de los jueces, pero solo para una parte de ellos. Es decir, la candidatura de Alberto Garzón sostiene que una parte del Consejo la deben elegir los ciudadanos directamente, otra la carrera judicial y otra el Parlamento.

UPyD defiende el modelo que, sostienen, quería la Constitución y que se basa en la prevalencia de la elección corporativa sobre la parlamentaria, es decir, que haya más miembros propuestos por los jueces que por los partidos.

El PP ya renunció esta legislatura a esa fórmula en favor de la elección parlamentaria, pero optó por un modelo en el que solo la mitad de los vocales tienen dedicación exclusiva y decisiones como los nombramientos se adoptan por mayoría simple.

El PSOE sostiene en su programa la vuelta al modelo anterior al de esta legislatura, estableciendo mayorías reforzadas para obligar al consenso en la toma de decisiones y sin diferenciar entre vocales con dedicación parcial y plena. Los socialistas también proponen mejorar el sistema de elección de vocales, pero sin renunciar a la designación parlamentaria.