Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy descarta ofrecer apoyo militar a Francia antes de las elecciones

El Ejecutivo no se da por aludido ante las palabras del ministro francés de Defensa, Jean Yves-Le Drian, que espera la decisión de Madrid

Mariano Rajoy junto a María Dolores de Cospedal
Fotografía facilitada por el Partido Popular de Mariano Rajoy junto a María Dolores de Cospedal, este lunes. EFE

El Gobierno español no se da por aludido ante las palabras del ministro francés de Defensa, Jean Yves-Le Drian, quien dijo este domingo que está esperando la oferta de Madrid para apoyar a su país en la respuesta a la cadena de atentados terroristas del 13 de noviembre en París. Mariano Rajoy descarta ofrecer apoyo militar a Francia antes de las elecciones del 20 de diciembre. Si recibiera una petición concreta antes de esa fecha, añaden fuentes próximas al presidente, reuniría a los partidos políticos para consensuar la respuesta y luego votarla en el Congreso de los Diputados.

¿Debe ofrecer España su apoyo a Francia o esperar a que París lo reclame? La cuestión resulta bizantina pues, en las relaciones diplomáticas, nadie pide nada que no se sepa de antemano que se le va a conceder, tras los oportunos sondeos exploratorios.

Sin embargo, España se ha quedado al margen de la frenética ofensiva diplomática emprendida por el presidente francés, François Hollande, con los mandatarios de Reino Unido, EE UU, Alemania, Italia, Rusia, China o Canadá. La Moncloa solo ha informado de una conversación entre Rajoy y Hollande. Fue el 14 de noviembre, cuando el primero llamó al segundo, desde Antalya (Turquía), para expresarle sus condolencias. Y no está previsto que ambos coincidan hasta la Cumbre del Clima, el 30 de noviembre en París.

Tampoco constan conversaciones de los ministros de Defensa y Exteriores, Pedro Morenés y José Manuel García-Margallo, con sus homólogos franceses.

El Gobierno español no tiene prisa o, en palabras de un portavoz de Defensa, prefiere "actuar con prudencia y sin precipitación", ya que "estas cosas llevan su tiempo y tienen sus procedimientos". España subraya, además, la necesidad de que los más de 40 países que integran la coalición contra el Estado Islámico coordinen su respuesta.

Pero no ha sido esa la vía elegida por Francia. París pidió la activación, por vez primera, del artículo 42.7 del Tratado de la UE, que obliga a los países europeos a prestar "ayuda y asistencia, con todos los medios a su alcance" al socio que sea objeto de una agresión. Pero la UE no convocó a su Comité Militar, ni lanzó una misión PESC (Política Exterior y de Seguridad Común), por lo que dicho apoyo no se negocia en las instituciones europeas —y mucho menos en la OTAN, a la que París ha obviado—, sino en conversaciones bilaterales con Francia.

Londres ya ha autorizado a París el uso de una base aérea en Chipre y ha integrado una fragata en el grupo de combate del portaviones Charles De Gaulle, al igual que Bélgica. Alemania ha anunciado que aumentará su contingente militar en Malí.

Esta era la opción que barajaba España —y que citó el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo— hasta que el viernes el Gobierno la cortó en seco asegurando que el asunto no estaba sobre la mesa. Un portavoz de La Moncloa aseguró ayer que no fue el ataque contra un hotel de Bamako (Malí), sino las críticas del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, las que llevaron al Gobierno a desmentir que hubiera ofrecido relevar a tropas francesas en África. Lo último que quiere Rajoy es abrir un nuevo frente en vísperas de la campaña electoral, por lo que trasladará a los líderes de la oposición cualquier petición concreta de Francia.

La Moncloa confía en que esta no llegue antes del 20-D. El embajador francés en España, Yves Saint-Geours, ya ha hecho saber que París "comprende" la delicada situación preelectoral del Gobierno español.

Más información