Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España acoge al primer contingente de refugiados

El primer grupo, 11 de nacionalidad eritrea y otro sirio, llegó la noche del domingo al aeropuerto de Madrid procedente de Roma

Llegada a Barajas del grupo de asilados. / PRESIDENCIA DEL GOBIERNO

El primer grupo de refugiados que acoge España, 11 de ellos de nacionalidad eritrea y otro más sirio, llegó anoche al aeropuerto de Madrid procedente de Roma. En principio, eran 19, pero siete de ellos, todos eritreos, se negaron a viajar porque reclamaban ser conducidos a Alemania, según fuentes implicadas en su traslado. El grupo es la avanzadilla de un contingente inicial de 50 refugiados aprobado por el Gobierno en virtud del pacto entre los socios europeos para reubicar desde Grecia e Italia a 160.000 solicitantes de asilo.

Los 12 refugiados —ocho hombres y cuatro mujeres— llegaron al aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas en un vuelo comercial desde la capital italiana que aterrizó poco antes a las 21.30, media hora antes de lo previsto. Un dispositivo policial había sido organizado en la pista para conducirles de inmediato a la Sala de Autoridades, donde permanecieron algo más de una hora. Allí fueron recibidos por el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y la secretaria general de Inmigración y Emigración, Marina del Corral. A la reunión no se permitió el acceso de los medios informativos.

España se sitúa así entre los cinco primeros países europeos que ponen en marcha experiencias para impulsar los procedimientos de reubicación pactados en el seno de la UE. A partir de ahora, varias ONG se harán cargo de los recién llegados en distintas zonas de España para atender sus primeras necesidades básicas, señaló anoche Interior en un comunicado.

Tres de los eritreos serán trasladados al País Vasco. Miembros de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) se desplazaron a Madrid para recogerlos en el aeropuerto y llevarlos por carretera a Bilbao. El Gobierno vasco ya ha mostrado su disposición a acoger a cerca de un millar de inmigrantes huidos de distintos conflictos bélicos en los últimos meses. “Hemos hecho un esfuerzo desde todas las instituciones sin hacer política de este tema y pensando solo en las personas”, declaró a Radio Euskadi el director de Política Familiar del Ejecutivo autónomo, José Luis Madrazo, quien, sin embargo, lamentó que el proceso esté siendo más lento de lo previsto. “Es extraño que solo puedan venir tres personas”, remachó.

Horas antes de la llegada de los refugiados, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, había señalado en Barcelona que los centros y localidades que les acogerán ya están preparados para recibirlos. Fernández Díaz subrayó que el objetivo de las autoridades españolas no es solo acoger a estos refugiados, sino integrarlos en la sociedad, por lo que se les dará “atención de todo tipo: sanitaria, educativa, planes de formación para poder acceder e integrarse en el mercado laboral...” “Todo plan de acogida de refugiados tiene como objetivo último la integración en el país de destino”, agregó.

El Gobierno, que pretende reasentar a 854 desplazados hasta finales de año, ha establecido un plan personalizado ya que, según señaló el pasado viernes tras el Consejo de Ministros la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, algunos de los refugiados tienen “necesidades específicas”. El Ejecutivo quiere seguir de cerca la adaptación de este primer contingente antes de que lleguen los siguientes. “Hay que hacerlo muy bien para evitar movimientos secundarios”, declaró la vicepresidenta, respecto a la posibilidad de que algunos pretendan marchar después a otros países.

Un proceso lleno de recelos y de dificultades

Los países europeos fueron reticentes a acoger a los refugiados y después de haberlos aceptado el proceso marcha con lentitud. Hasta comienzos de este mes de noviembre solo 86 inmigrantes habían viajado desde Italia a Suecia y a Finlandia. El resto espera trámites burocráticos. Los 160.000 pactados por la UE deben estar reubicados en dos años. Los ministros europeos de Interior celebran hoy una nueva reunión extraordinaria en la que estudiarán cómo agilizar la reubicación de los demandantes de asilo y cómo trasladar al terreno operativo la respuesta acordada. Para mañana está prevista a su vez una reunión de la comisión interministerial española que sigue esta crisis. La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y los ministros de Justicia, Rafael Catalá; Interior, Jorge Fernández Díaz, y Empleo, Fátima Báñez, analizarán la situación de este grupo inicial.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información