Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy asegura que perder la mayoría absoluta es peligroso para España

El país no está para "experimentos" con los partidos "nacidos de las tertulias", dice

El presidente insiste en que no aceptará "el chantaje" del desafío soberanista catalán

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha aprovechado la clausura de un congreso de Nuevas Generaciones del PP en Lorca (Murcia), para advertir de los peligros que, a su juicio, implicaría que su partido pierda la mayoría absoluta en las próximas elecciones del 20 de diciembre.

"Estamos en el camino de la recuperación, pero se puede perder si no se hacen las cosas bien. España no está ahora para experimentos. Necesita estabilidad y certidumbre.No queremos un Parlamento donde los Gobiernos no puedan gobernar porque los demás se pongan de acuerdo para no dejar gobernar al que ha ganado las elecciones", ha dicho. "Hemos cometido muchos errores. No somos tan listos. Pero este es un partido serio. No nació en ninguna tertulia", añadió refiriéndose a Ciudadanos y Podemos.

Como es habitual y como seguirá siendo hasta el próximo 20 de diciembre, Rajoy repartió su intervención en dos únicos temas: la recuperación económica y la unidad de España. "En Cataluña se está jugando con los sentimientos de millones y millones de españoles. Se está jugando con España y no lo vamos a aceptar. Tenemos a nuestro favor la Constitución y la ley. Los demócratas vamos a responder con templanza, proporcionalidad y determinación. No van a romper nada. No van a conseguir ni uno solo de sus objetivos. España es el país más antiguo de Europa y lo seguirá siendo muchos siglos todavía.  Una democracia digna de tal nombre no puede aceptar el chantaje. Pido y doy tranquilidad a todo el mundo. Mientras sea presidente, aquí no va a a haber fracturas ni dramas", zanjó.

Rajoy había empezado su jornada con un baño de multitudes en Huércal-Overa (Almería, 18.300  habitantes), donde recibió besos, cachetes y abrazos y posó durante una hora para los obligados selfies. El presidente del Gobierno está escogiendo para la precampaña pueblos pequeños, con alcaldes del PP que gobiernan con mayoría absoluta y la posibilidad de protestas o abucheos es menor. Ayer visitó Macael (5.700 habitantes), donde la entrega de los premios organizados por los empresarios marmoleros de la comarca le hizo coincidir con la presidenta andaluza, Susana Díaz, y el cantante David Bisbal.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >