Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos propone votar por separado a diputados y partidos

Rivera presenta este sábado sus propuestas de reforma constitucional e institucional, que incluyen un Senado que cambia de funciones y pasa a Cámara de presidentes

Albert Rivera, en la sede de Ciudadanos en Madrid. Ampliar foto
Albert Rivera, en la sede de Ciudadanos en Madrid.

Albert Rivera propondrá este sábado una reforma de la ley electoral que contempla elegir la mitad de los escaños, aproximadamente, votando a un solo candidato por cada distrito y la otra mitad optando por un partido en bloque. El elector depositaría dos papeletas: la primera para el candidato de cualquier partido que prefiera de su distrito y la segunda para las siglas con las que más se identifique. Además, Ciudadanos quiere un sistema de elección indirecta para el Senado.

La fórmula que plantea Ciudadanos da dos papeletas a cada votante y se inspira en el modelo alemán. Permitiría, por ejemplo, que un elector votara en Cáceres al diputado de Podemos por esa provincia y, con la papeleta del partido al PSOE. Para conseguir una proporcionalidad global, la asignación de los escaños a las listas de los partidos se haría teniendo en cuenta los escaños que el partido ha ganado en los distritos uninominales, donde el ganador se lo lleva todo. "Planteamos una reforma absoluta del modelo electoral con dos principios básicos: representación nacional y cercanía, para poder votar a personas y no solo a partidos", explicó esta semana Albert Rivera, que este sábado presenta en Cádiz su propuesta de reforma constitucional e institucional.

"Es un cambio drástico en la cultura democrática en España, donde no hay cercanía con los ciudadanos para que puedan controlar [a los políticos]", añadió. "Hay que ser drásticos para que la propia norma haga cambiar las conductas políticas y que la política no dependa solo de la dirección de los partidos, sino de la responsabilidad ante los ciudadanos", siguió Rivera, que propondrá la provincia como circunscripción, añadiendo circunscripciones de menor tamaño —Barcelona, Valencia y Madrid capital, por ejemplo—. Los expertos en sistemas electorales creen que trasladar el modelo alemán a España implicaría establecer distritos de unos 230.000 habitantes.

La formación emergente convocó el pasado verano una comisión de sabios en la que han participado, entre otros, los catedráticos Francesc de Carreras, Francisco Sosa Wagner, Mercedes Fuertes o Andrés Betancor. La meta del grupo ha sido compensar un sistema que en las últimas generales (2011) provocó que IU lograra 11 escaños con 1.686.040 votos, frente a los 16 de CiU con 1.015.691. El fruto de esas reuniones se revela hoy en Cádiz, la ciudad de la Constitución de 1812.

Menos senadores

El partido, según fuentes consultadas por EL PAÍS, no quiere aumentar el número de diputados de las Cortes (350). Además, el modelo alemán también ha inspirado la propuesta de reforma de Senado que presentará el líder de la formación emergente, que pretende convertir la Cámara alta en una institución dedicada al debate territorial, al modo de una conferencia de presidentes, y que sirva para dirimir las leyes que afectan a las comunidades autónomas.

"Blindar" las competencias

Ciudadanos propondrá una reforma técnica de la Constitución que clarificará el título VIII para poner techo a las aspiraciones competenciales de las autonomías y asegurar "la igualdad de los ciudadanos", como adelantó EL PAÍS.

Así, la formación ha optado por "blindar", en palabras de una fuente conocedora del contenido de la reforma, el artículo 149 de la Ley Fundamental, que recoge las competencias exclusivas del Estado, que este no podrá ceder. Además, desarrollará el derecho a la vivienda e incluirá una fórmula para recoger los derechos a la luz y el agua.

"Cambia la función y eso determina el modo de elección", confirmaron fuentes conocedoras del contenido final de la propuesta, que incluirá reducir el número de senadores —en la actualidad son 266— y que su método de elección sea indirecto, a través de las comunidades.

Rivera también prepara una batería de medidas para cambiar la elección de los miembros del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial, para que las autonomías se financien a través de un fondo de garantía y para reforzar la independencia del fiscal general.

Ciudadanos, que sumaría un 21,5% de los votos y sería la segunda fuerza política nacional si las elecciones generales del 20-D se celebraran hoy, según una encuesta de Metroscopia para EL PAÍS, aspira a que la agenda de presentaciones programáticas que ha organizado ayude a consolidarlo como una opción de Gobierno a los ojos de los electores.

Sería el último paso en una evolución meteórica. Ciudadanos saltó a la política nacional a finales de 2014. En enero de 2015 no llegaba al 10% de intención de voto. Este sábado, en Cádiz, presenta un programa de reformas que un miembro de su Ejecutiva definió como "radicales". Eso, según esperan en la formación, podría permitir que Ciudadanos evolucione de ser una formación que podía pactar con PP y PSOE a ser un partido que lucha por llevar a Rivera hasta La Moncloa.