Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A las familias monoparentales no les salen las cuentas

Son el 10% de las familias y más de la mitad está en riesgo de pobreza. Las Asociaciones de Madres Solteras aseguran que Hacienda les penaliza

Una madre soltera con su hijo.
Una madre soltera con su hijo.

El 10% de las casi 18 millones de familias españolas están encabezadas únicamente por un padre o una madre. Son las familias monoparentales y más de la mitad, concretamente el 53%, están en riesgo de exclusión social. Pese a ello, la falta de medidas fiscales específicas para este colectivo hace que Hacienda les penalice, según critica la Federación de Asociaciones de Madres Solteras (FAMS).

La presidenta de esta organización, Carmen Flores, explica que al rendir cuentas al fisco, la base imponible se divide entre los integrantes de la unidad familiar. Flores sostiene que, como las monoparentales tienen un solo miembro adulto al cargo, por lo general tienen menos integrantes y, por tanto, la desgravación que les corresponde es menor que la de una familia con dos progenitores o una numerosa.

"El sistema fiscal está montado sobre el patriarcado y la familia tradicional, de modo que está penado ser persona sola, tengas hijos o no", asegura Flores, que sostiene que las familias monoparentales, especialmente las madres solas, sufren "violencia institucional". Recalca que más del 80% de este tipo de familias están formadas por una madre y sus hijos.

Rostro de mujer

El riesgo de caer en la pobreza para estos núcleos familiares es mayor, como señala el informe Más solas que nunca, de la ONG Save the Children. En él se apunta que el 53% de los hogares monoparentales está en riesgo de exclusión y se destaca que "el género importa mucho" cuando se habla de estas familias, porque viven "una realidad creciente y con rostro de mujer". 

El documento recoge que una de cada dos "familias monomarentales" tiene problemas relacionados con la vivienda: riesgo de desahucio, impagos o deudas hipotecarias. Los problemas económicos han hecho que más de una de cada cuatro haya dejado de comprar medicinas o seguir tratamientos.

En más de la mitad de los casos la madre no trabaja y, además, sus posibilidades de obtener un empleo a jornada completa se reducen a la mitad. En la FAMS han constatado casos de madres que se coordinan con otras madres para cuidar a los hijos de ambas por turnos de mañana y tarde con el fin de poder trabajar en empleos de media jornada.

Reuniones con los partidos

La presidenta de la FAMS, Carmen Flores, explica que su organización envió correos hace meses a todos los partidos para solicitar una reunión en la que contarles de primera mano su problemática y pedirles que incluyan medidas de protección social para las familias monoparentales en sus programas electorales.

El PSOE ha sido el único que se ha reunido con ellas hasta ahora. Flores explica que los socialistas han mostrado su intención de modificar la legislación para incluir algunas medias dirigidas a estas familias. Creen que es positivo, pero reclaman que se aborde su situación de forma más específica, "porque tenemos necesidades específicas", o que se haga "una nueva ley que recoja toda la diversidad monoparental que existe".

Podemos e Izquierda Unida se han mostrado muy interesados en reunirse, aunque los encuentros no han llegado a producirse. Por parte de Ciudadanos, no han tenido ninguna respuesta.

En el caso del PP, se han reunido con la secretaria de Igualdad que, según cuentan desde la FAMS, "se sorprendió de que hubiera gente que cobra 400 euros". La secretaria les remitió al Ministerio de Igualdad y ahí se han "topado con un muro de cemento, no ha habido manera de avanzar desde junio".

Save the Children sostiene que los poderes públicos deben aumentar la inversión social en políticas de protección a la infancia para no "poner en riesgo el presente y el futuro de estos niños".

El Gobierno de Mariano Rajoy puso en marcha en marzo de este año una medida que establecía una ayuda fiscal de 1.200 euros a las familias monoparentales. Pero, según Flores, "es mentira porque no es una ayuda, es una desgravación fiscal solo para mujeres que estén trabajando y que, por lo tanto, se puedan deducir esa cantidad de dinero al hacer la declaración de la renta". Otro requisito, critica, es que las beneficiarias "no tengan ni siquiera derecho a pensión de alimentos".

Cuenta que esto supone un problema porque "una mujer que tenga a sus hijos reconocidos por el padre ya tiene derecho a dicha pensión, se la pasen o no". "Y las mujeres que solo tengan un hijo se quedan fuera de los requisitos", apostilla. Así, se queja Flores, "solo un 1% de las familias monoparentales puede acceder a la deducción y eso no es hacer una política de apoyo" para este colectivo.

Flores menciona que en algunas comunidades ha habido "iniciativas interesantes", como en Cataluña, donde existe una ley de familias monoparentales y una tarjeta que conlleva beneficios económicos, aunque con los recortes motivados por la crisis "se ha reducido mucho". En Valencia también hay un carné, aunque es una medida que no está acompañada de una dotación económica. "Al menos supone un reconocimiento social", comenta.

"Si no se nos contempla y se nos visibiliza vamos a seguir protestando", asevera Flores. "Pero parece que tenemos que quemarnos a lo bonzo para que nos hagan caso, porque los datos no están sensibilizando a las autoridades", comenta. Esta madre hace hincapié en que "ser una familia monoparental no es sinónimo de ser pobre". "Pero la Administración pública tiene que adoptar medidas", emplaza: "Se tiene que remangar y ponerse a trabajar".