Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS

Dos tribunales por el precio de uno

Los argumentos presentados por dos ponentes enfilaron la resolución para apartar del caso Gürtel a los magistrados Espejel y López

El magistrado López sale de la Audiencia este viernes en compañía de su sustituto Ángel Hurtado, con abrigo.
El magistrado López sale de la Audiencia este viernes en compañía de su sustituto Ángel Hurtado, con abrigo.

Enrique López y Concepción Espejel han sido apartados, por sus relaciones de distinto grado con el PP, del tribunal que enjuiciará el caso Gürtel 1999-2005 en la segunda mitad de 2016, en fecha pendiente de señalar. Los 18 magistrados de los 20 (con Espejel y López) que participaron en el pleno de la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional debatieron, tras escuchar las ponencias, sobre el concepto de apariencia de imparcialidad.

¿Eran López y Espejel por sus relaciones con el PP, que es parte del caso en calidad de partícipe lucrativo, magistrados que podían garantizar esa apariencia de imparcialidad habida cuenta de sus relaciones personales y profesionales durante su carrera con el partido?

El pleno no se centró en las causas tasadas de recusación, en el interés personal o la amistad íntima. Los magistrados de las cuatro secciones de lo Penal se apoyaron en los ponentes Ramón Sáez y Clara Bayarri, en los argumentos de las acusaciones populares y, sobre todo, de la Fiscalía Anticorrupción.

15 magistrados votaron a favor de apartar a López. Fue el proceso menos reñido. El magistrado Fernando Grande-Marlaska votó primero contra la recusación de López, pero, al advertir la amplia mayoría, se pasó a la recusación. Quedó así: 15 a favor de dar de baja a López y 3 en contra.

En el caso de Espejel, fuentes jurídicas dijeron que el informe de la magistrada Bayarri resultó menos coherente que el del magistrado Sáez sobre López. La recusación cosechó 10 votos y 8 magistrados, incluido Grande-Marlaska, votaron en contra.

Al término del pleno, López salió de la Audiencia junto con el magistrado Ángel Hurtado, compañero de la sección segunda. Ambos se subieron a un Audi de la Audiencia Nacional. Hurtado votó contra ambas recusaciones.

Hurtado, precisamente, será el ponente de Gürtel. Será así por la aplicación de un sistema de sustitución entre magistrados que sugirió Espejel a Grande-Marlaska el pasado julio. El 24 de dicho mes, la sala de gobierno de la Audiencia lo aprobó.

La información anticipada por EL PAÍS creó inquietud entre muchos magistrados ignorantes de que el sistema, inexistente hasta el 24 de julio, estaba relacionado de facto con las recusaciones. Espejel y Grande-Marlaska han asegurado con el llamado sistema de número que Hurtado, juez conservador, se ha hecho con las ponencias de Gürtel y del caso Papeles de Bárcenas (contabilidad b del PP).

Dos tribunales por el precio de uno. Se supone ahora que el segundo tribunal ( caso Bárcenas ) reproducirá idéntico desenlace. Espejel y López podrían renunciar a dicho tribunal para evitar la repetición de la jugada. O simplemente se llevaría a cabo una sesión de trámite. Hurtado será también ponente en dicho caso. Y presidente por ser el magistrado de la sección segunda más antiguo.

El tribunal de Gürtel, por tanto, queda integrado por Hurtado, Julio de Diego, que ya formaba parte del mismo, y se incorpora el magistrado José Ricardo de Prada. Ahora hay que resolver, según se ha apuntado, la recusación de López y Espejel en el caso Papeles de Bárcenas o Contabilidad b del PP, donde el citado partido es parte como responsable civil subsidiario. Aquí, Espejel y López serán igualmente apartados si no deciden renunciar, a la vista de la recusación aprobada hoy.

En los Papeles de Bárcenas también será ponente Hurtado y presidente, junto con De Prada, que ya formaba parte del tribunal, y Julio de Diego que ahora se incorporará.

Más información