Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez ofrece una economía contra la era de austeridad

El PSOE promete más recursos para reparar el Estado del bienestar

Jordi Sevilla y Pedro Sánchez, en la presentación de las propuestas económicas en Madrid. Ampliar foto
Jordi Sevilla y Pedro Sánchez, en la presentación de las propuestas económicas en Madrid.

El PSOE quiere dar la vuelta al modelo productivo de España si consigue gobernar. Una profunda reforma fiscal, con nuevos impuestos sin que afecte a las clases medias, que grave a las grandes empresas y al patrimonio; una apuesta por el crecimiento de calidad, con incentivos a las empresas y a la investigación e innovación; un reequilibrio de ingresos y gastos para crecer y "recomponer los equilibrios sociales" para decir adiós a la austeridad. Un proyecto "socialdemócrata clásico", adaptado al siglo XXI, según el líder del PSOE, Pedro Sánchez.

"¿De qué quiere vivir España?" "¿Qué sectores van a generar empleo y crecimiento en el futuro?" A estas preguntas trata de responder el esbozo del programa económico del PSOE que este jueves presentó el candidato a la presidencia, Pedro Sánchez, junto al coordinador del mismo, Jordi Sevilla. Hay muchas propuestas aunque algunas se han quedado deliberadamente en la sombra para que el aspirante a La Moncloa las anuncie durante la campaña electoral. Han sido meses de preparación y de muchas discusiones para concluir en un proyecto "socialdemócrata clásico" en el que "la productividad no lo es todo pero lo es todo a medio plazo", según dijo Sevilla en la presentación que este jueves hicieron en Madrid.

Crecer, innovar pero de forma más justa. Jordi Sevilla y Pedro Sánchez establecieron las medidas, con más o menos concreción, que les permiten justificar cómo van a conseguir sus objetivos.

La estrategia socialista para cambiar el modelo económico pasa por "mejorar la productividad e impulsar los sectores industriales y de alto valor añadido, que es muy diferente a competir a base de precarización laboral y bajos salarios". Una clave consiste en eliminar las trabas para que las pequeñas y medianas empresas puedan crecer. En España hay en torno a 1,6 millones de pymes que no ganan tamaño porque existen requisitos tributarios, de auditoría o legales que les incentivan a no avanzar. "Hay que cambiar los umbrales que frenan el crecimiento de las pymes", proclamó Sánchez, quien reiteró que hay que reforzar el papel de la industria, un sector que gana más productividad y tiene empleo estable. "No tenemos que competir en precios para vender más barato, sino en calidad porque hacemos las cosas mejor", dijo Sevilla, quien deslizó que el PSOE duplicaría la inversión en I+D+i. El presupuesto estatal de investigación ascenderá este año a más de 5.500 millones.

25.000 millones

El exministro, que ha dirigido el programa económico del PSOE, ha incluido una "ambiciosa" reforma fiscal con la que recaudar 25.000 millones más en 2019. Unos 10.000 millones corresponden a las nuevas medidas de lucha contra el fraude, entre las que figuran un mayor control de las Sicav —sociedades patrimoniales— y un afloramiento de bases ocultas del IVA, uno de los grandes pozos de fraude. También reforzará la labor del fisco con 5.000 nuevos efectivos.

El resto del incremento de la recaudación, unos 15.000 millones, procederán de otros impuestos. Junto la subida fiscal a las grandes empresas, proponen crear nuevos impuestos medioambientales para llevar a cabo "una transición energética". España es uno de los países de la OCDE que menos recauda por actividades contaminantes. Sánchez avanzó que establecerá un tributo sobre las emisiones de CO2. Con esa recaudación asegura que podrá crear un "fondo verde" para apoyar la eficiencia energética, rehabilitación sostenible y el transporte eficiente.

Uno de los ejes de la reforma fiscal de los socialistas consiste en "equilibrar el sistema tributario para que la carga fiscal no caiga tanto sobre el factor trabajo, que haya menos presión sobre la renta y las cotizaciones sociales", según indicó Sevilla sin precisar medidas concretas sobre el IRPF. Sánchez si advirtió que no "subirá impuestos a la clase media y trabajadora", pero sí elevará la tributación del impuesto sobre el patrimonio y sobre las herencias. Proponen un tipo mínimo común en todas las comunidades.

Otras medidas económicas

La propuesta socialista resume en 42 puntos las medidas económicas:

Publicarán los nombres de los acogidos a la amnistía fiscal de 2012.

Impulsarán un impuesto sobre transacciones financieras (ITF).

Mejorarán las cotizaciones y las retenciones de los autónomos acercándolas a lo que realmente ingresan.

Más información