Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos imputados dejan al PP sin apoyos para el techo de gasto de Murcia

Ciudadanos vota en contra por considerar que el Gobierno incumple el acuerdo de investidura al mantener en sus filas a la alcaldesa de Torre Pacheco y un concejal de Puerto Lumbreras

Pedro Antonio Sánchez, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Pedro Antonio Sánchez, en una imagen de archivo. EFE

La Asamblea de Murcia no aprobó este jueves el techo de gasto propuesto por el Gobierno autónomo para 2016 (4.100 millones) porque Ciudadanos se unió al voto negativo de PSOE y Podemos para castigar al PP por mantener en sus filas a dos cargos públicos imputados. Con las elecciones generales del 20-D en el horizonte, Ciudadanos ha convertido en una demostración de fuerza la negociación de los Presupuestos con los cinco Gobiernos con los que firmó pactos de investidura. Tras conseguir que el PSOE bajara el IRPF en Andalucía, ahora discute acuerdos en Madrid, Castilla y León, La Rioja y Murcia. En esta última también ha coincidido con el resto de la oposición para arrebatarle el poder al partido de Rajoy en tres juntas municipales.

"La oposición genera una imagen de inestabilidad, de confrontación y crispación que no se ve en la calle porque ellos están en precampaña", criticó el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez. "Es una foto de la antiquísima política, el cuando llegan las elecciones no podemos apoyar nada, aunque sea bueno", siguió. "La estrategia de Ciudadanos es bloquear el Gobierno porque está en precampaña (…) Los nuevos cogen muy rápidamente los malos usos".

"Desprecio al diálogo"

Tras 20 años de mayoría absoluta, el PP gobierna en minoría en Murcia, con un acuerdo de investidura con Ciudadanos. Ese pacto recogía tanto la prohibición de que hubiera cargos públicos imputados como que el partido de Rivera permanecería en la oposición. El voto negativo de Ciudadanos al techo de gasto, cuya aprobación es el paso previo para elaborar los Presupuestos, obliga ahora al Gobierno a calcular un nuevo límite presupuestario, llevarlo al Consejo de Gobierno y presentarlo de nuevo en el Parlamento autónomo. "Al PP le salen casos de corrupción como setas", dijo Miguel Sánchez, portavoz autonómico del partido de Rivera. "No apoyaremos ninguna propuesta mientras no cumpla el punto primero del documento firmado por el presidente para su investidura, y que determina la ausencia de imputados", añadió. "El problema no es Ciudadanos. El problema es que el PP no ha entendido que para contar con nuestro apoyo tiene que regenerarse".

Andrés Carrillo, consejero de Hacienda, defendió la propuesta de gasto popular y advirtió de las consecuencias que tendrá no aprobarla, según su criterio: prorrogar los presupuestos y no poder subir los sueldos de los empleados públicos ni cumplir con los acuerdos de financiación alcanzados con universidades y colegios.

"El PP ha despreciado el diálogo porque quieren demostrar que si ellos no tienen la mayoría absoluta la región es ingobernable, cuando eso es una irresponsabilidad mayúscula", argumentó Rafael González Tovar, portavoz del PSOE en la Asamblea. "El PSOE está dispuesto a hablar, escuchar y posteriormente decidir, pero consideremos muy difícil cambiar el voto".

Desde las elecciones del 24-M, Ciudadanos ha forzado la dimisión de una decena de cargos imputados del PP en Murcia, Madrid y Cantabria a cambio de prestar su apoyo en investiduras. En Murcia, además, la formación impuso que el PP rompiera lazos con dos concejales imputados de otro partido con los que tenía un pacto en Mazarrón. El pulso no ha acabado. La aprobación de las cuentas para 2016 depende ahora de dos imputados.

Rivera señala a Latinoamérica como eje de su acción exterior

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, pidió este jueves que los "demócratas europeos" participen en que "en algunos países latinoamericanos germine una verdadera democracia" durante su discurso frente a una treintena de representantes europeos de partidos de centro reunidos en Madrid.

Sin especificar a qué países se refería, Rivera defendió el valor del castellano como puente para reforzar los lazos de Europa con América latina y como una de las mejores herramientas para la política exterior del continente. "Si los españoles deciden darme su apoyo, reforzaremos los lazos culturales y económicos de nuevo con Latinoamérica", dijo.

La cita, en el hotel Palace, sirvió para visualizar que siete partidos de centro gobiernan en otros tantos países de la UE y para que el líder de Ciudadanos advirtiera contra "el auge de la extrema derecha y extrema izquierda en Europa".