Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez sobre el Estado laico: “Mi ejemplo es la República francesa”

El candidato socialista a la presidencia asegura que “el hecho religioso estará garantizado pero hay que avanzar hacia la laicidad de las instituciones”

Atlas

A cada gobierno socialista le ha correspondido una responsabilidad y afrontar distintos retos. Ahora, Pedro Sánchez, candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, estima que “cada generación tiene su cometido y a él le corresponde "avanzar hacia el Estado laico. Es su responsabilidad".

“Sin ir contra nadie, sin ofender a nadie, y garantizando el hecho religioso, vamos a avanzar si tengo el honor de presidir el gobierno hacia instituciones laicas y pienso, por ejemplo, en la República francesa”. El líder socialista ha hecho estas observaciones en Los Desayunos de TVE como apostilla al borrador de su programa electoral en el que entre otros aspectos anuncia a denunciar los acuerdos con la Santa Sede, además de elaborar una Ley de Libertad Religiosa.

El contraste de lo que el PSOE propuso en sus programas de 2004 y 2008 con el actual indica que en el que presenta Pedro Sánchez hay aspectos diferenciales. No se dijo en esos textos que se iba a sacar la enseñanza de la Religión de los programas escolares y llevarlo como opción de materia extraescolar; tampoco se contemplaba la revisión de la fiscalidad para que la iglesia pague el IBI por sus inmuebles, así como la reclamación de los bienes inmatriculados por la Iglesia Católica sin que tuviera que presentar títulos de propiedad.

En esos programas se fijó el compromiso de hacer una Ley de Libertad Religiosa que no se cumplió con el argumento de que la legislatura de 2008 terminó casi un año antes de su tiempo natural. Los actuales redactores del programa reconocen que el texto de 2011, el firmado por Alfredo Pérez Rubalcaba tenía compromisos muy fuertes en materia de laicidad, pero nunca se sabrá si los hubieran cumplido toda vez que perdieron las elecciones.

A Pedro Sánchez lo que le preocupa realmente es "sacar dinero de debajo de las piedras" para subir los presupuestos para Educación y tener un nivel parejo al del entorno europeo. El próximo jueves el PSOE presentará su propuesta de reforma fiscal en la que se prohibirán las amnistías, se crearán nuevos impuestos para sufragar las pensiones pero no habrá un alza impositiva para "las clases medias y trabajadoras", sin precisar aún que se entiende fiscalmente por esos enunciados de estratificación social. La Educación va a ser una prioridad para gradualmente avanzar hacia la escolarización de 0 a 18 años como una obligación de las administraciones a facilitar plazas aunque esa obligatoriedad no es para cursarlas.

Pactos

No hay tampoco precisión sobre con qué fuerzas políticas estaría dispuesto a pactar para formar una mayoría parlamentaria pero sí presume de la capacidad del PSOE para "ponerse de acuerdo y dialogar con muchos", algo que no le ocurre al PP. "Nuestros pactos serán por políticas", ha dicho. Con el PP cabe el acuerdo pero no total o global sino para reformas de las que se necesita una mayoría reforzada como ocurre con los cambios en la Constitución. "Me dice el presidente del Gobierno que soy un portamaletas de los radicales".

"Radical voy a ser en las reformas que necesita este país", ha señalado. La incorporación de la exdirigente de UPyD Irene Lozano a las listas electorales la sitúa en la necesidad del PSOE de "convencer a muchas personas" que les criticaban a que confíen en su partido. "Irene Lozano ha votado en muchas ocasiones lo mismo que el PSOE contra el PP", ha señalado, sin entrar en las críticas severas que este fichaje le ha ocasionado dentro de su partido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información