Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos quiere hacer la ley electoral más proporcional

El partido estudia proponer en su programa circunscripciones electorales autonómicas

Albert Rivera Ampliar foto
Albert Rivera, en una imagen de archivo.

"Si los españoles me dan la victoria, estoy dispuesto a intentar formar gobierno aunque no tenga la mayoría parlamentaria", dijo este lunes Albert Rivera, candidato de Ciudadanos a la presidencia de España. El líder de la formación emergente vaticina que el ganador de las elecciones generales del 20-D no sumará más de 25% de los votos y tendrá "al 75% de los españoles enfrente". Eso, según argumentó este lunes, obligará a los candidatos a no llegar a la mesa de negociaciones con líneas rojas y dificultará que apliquen su programa en su totalidad cuando finalmente se forme el Gobierno.

Los dirigentes de Ciudadanos trabajan estos días en cerrar su oferta electoral, que esperan tener lista para finales de noviembre. A propuesta de su consejo de sabios, el partido incluirá en ese programa medidas para mejorar la proporcionalidad de los sufragios en la ley electoral, acercándola a la ecuación de una persona un voto al tener en cuenta la población de cada circunscripción para repartir los 350 diputados del Congreso.

Según fuentes consultadas por EL PAÍS, los expertos convocados por el partido han propuesto a Rivera dos formas de mejorar la proporcionalidad del sistema y ahora la Ejecutiva debe decidir cuál incluye en su programa.

Circunscripciones

La primera opción es que Ciudadanos mantenga las circunscripciones provinciales actuales. En ese caso, cada una repartiría un diputado como mínimo y el número total dependería de su población. La segunda opción es que la formación emergente decida equiparar las circunscripciones electorales con las autonomías, de nuevo con un factor corrector en función de la población.

"Aunque siempre se habla de la ley d'Hondt, lo que realmente influye en los resultados es el tamaño de la provincia, que siempre ha jugado en favor del bipartidismo", explica José Pablo Ferrándiz, de Metroscopia, sobre el sistema actual, que sobrerrepresenta a las provincias menos habitadas. "Pasar la circunscripción a un ámbito más amplio, como el de las autonomías, va en detrimento del bipartidismo, porque hace más proporcional el sistema y permite que el número de votos sea más acorde al número de escaños que asigna", prosigue. "Todos los expertos prefieren mayor proporcionalidad, para que el resultado refleje lo que piensa la sociedad y su diversidad".

Más información