Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una tregua para Adrián, el ladrón de la bicicleta

Aplazado el ingreso en prisión del joven sevillano condenado a seis meses de cárcel por robar un vehículo público en 2008, cuando tenía 18 años

Respira aliviado, pero le cuesta sonreír. "Hemos ganado una batalla, pero no la guerra. Tendré el pellizco en el pecho hasta que sea definitivo". Adrián Manuel Moreno no pasará mañana viernes su primera noche en la cárcel por haber robado una bicicleta en 2008, cuando tenía 18 años. La juez de lo Penal 13 de Sevilla ha dejado sin efecto su ingreso en prisión hasta que la Audiencia Provincial resuelva el recurso presentado por la defensa solicitando la suspensión de la pena o su sustitución por una multa o trabajos en beneficio de la comunidad. Moreno fue condenado a seis meses de cárcel por un delito de hurto. 

Esta tregua se produce mientras Moreno espera que el Gobierno de Mariano Rajoy atienda su petición y le conceda el indulto. Su abogado, Ángel Bordas, ha confiado en que la decisión del Ejecutivo central llegue antes que la de la Audiencia de Sevilla. "Probablemente, el recurso no prospere a tenor de las últimas resoluciones tanto de la Audiencia como de los juzgados", ha apuntado el letrado, quien recuerda que el Ayuntamiento de Sevilla se ha unido a la petición de indulto. A ello, se suma más de 10.000 firmas. "Esperamos que el indulto llegue el próximo viernes", ha añadido Bordas. "Siempre me pongo en lo peor, para que no me coja por sorpresa. Yo creo que voy para dentro, pero espero que haya justicia", ha afirmado el hombre. 

Moreno fue condenado a seis meses de prisión en 2010 por haber robado una bicicleta de Sevici, el servicio público de préstamo de Sevilla. Ahora, otro juzgado rechazó suspender la pena, pese a que Moreno tiene empleo estable, una pareja desempleada, un hijo de dos años y un bebé de ocho meses. "No me afecta entrar en prisión, soy autosuficiente. Quienes verdaderamente lo van a pagar son mi mujer y mis niños que van a tener que luchar en la calle para sobrevivir", ha asegurado Moreno. "Para la familia puede ser una palo muy duro", añade su madre Mari Luz Delgado. 

Según la condena, Moreno "en unión de un menor" cogieron una de estas bicicletas sin tener la tarjeta pertinente y que estaba tirada en el suelo. Cuando el joven iba subido en la bici junto a un amigo de 17 años, ambos fueron detenidos por la Guardia Civil. Según ha recordado el abogado, los jóvenes ni siquiera dañaron el sistema de anclaje de la bicicleta, ya que esta se encontraba en el suelo en un estacionamiento y ambos la vieron mientras esperaban el autobús nocturno para volver a casa.

El Juzgado de lo Penal 13 de Sevilla denegó el pasado 19 de junio sustituir la pena a la que fue condenado, basándose en que Moreno volvía a delinquir. Tras el robo de la bici, el hombre fue condenado a 10 meses por allanamiento de morada, un delito cometido meses antes. "Ya dispuso de una suspensión de la pena, sin que ello le haya reportado efecto rehabilitador alguno delinquiendo nuevamente una vez transcurrido de manera inmediata el plazo de suspensión", censura. Posteriormente, también fue condenado a 32 días de trabajo en beneficio de la comunidad por conducir sin puntos. "Con el paso del tiempo te das cuenta de las cosas y ves que no estaban bien. Pero creo que la condena es desproporcionada. No he hecho daño a nadie", dice Moreno antes de apuntar que tiene todo el apoyo de su familia y compañeros de trabajo. "Llevo ya dos años en el restaurante, mis jefes me apoyan y me han dicho que cuando me den el indulto me hacen un contrato indefinido", añade.  

En cuanto a las alegaciones, la defensa mantiene que Moreno "era delincuente primario, con una edad muy joven e incluso fue el acompañante de un menor que asumió toda la culpa de tomar prestada una bicicleta (...) Así pues, no se trataba de un reo habitual". Además, el letrado resalta que el ingreso en prisión "frustraría los fines de prevención y reinserción social, además de condenar a una familia a vivir de la mendicidad pues ni siquiera tienen familia cercana que pueda darle cobertura alimenticia durante el tiempo que el padre no lleve el sustento a su casa". "La juez no ha suspendido la pena basándose en que ha tenido una peligrosidad manifiesta y que son unos delitos súper graves, lo que es pura ironía", mantiene el abogado.

En un auto fechado el 6 de octubre, la magistrada deja sin efecto el ingreso en prisión y acuerda formar una pieza separada de tramitación de indulto, aunque aclara que esta pieza no tiene efectos suspensivos. En este sentido, la juez acuerda recabar un informe de conducta de la Delegación del Gobierno, así como de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; solicita la hoja histórico-penal actualizada del condenado, "uniéndose testimonio de la última que conste en la causa", y acuerda oír "en su caso al perjudicado u ofendido por el delito".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información