Podemos asume que aún no está “en condiciones de ganar” el 20-D

Carolina Bescansa confía en un cambio de tendencia: "El voto no ha cristalizado"

La dirección de Podemos ha admitido este martes, por primera vez abiertamente, que en estos momentos no se encuentra "en condiciones de ganar" las elecciones generales que se celebrarán el próximo 20 de diciembre, a tenor de los últimos estudios de opinión. La formación se muestra escéptica con la encuesta de Metroscopia para EL PAÍS, publicada el domingo, que le atribuye el 14,1% de los votos frente al 21,5% de Ciudadanos. No obstante, la responsable del programa y secretaria de Análisis Político y Social de la formación emergente, Carolina Bescansa, ha reconocido que aún queda mucho trabajo por delante antes volver a aspirar a ganar.

Más información
Ciudadanos puede ser decisivo ante el empate entre PP y PSOE
Podemos busca un plan para recuperar el rumbo ante el 20-D
El PSOE quiere paliar con votos de Podemos la fuga hacia Ciudadanos
Rivera va a por el voto socialista e Iglesias insiste en que sale a ganar

"Somos realistas: creo que no estaríamos en condiciones de liderar un Gobierno en nuestro país. Lo que tenemos que hacer es trabajar muy duro", ha señalado Bescansa en una comparecencia en la sede del partido. Esto no significa, en su opinión, que Podemos no esté preparado para gobernar, sino que aún ve lejos la meta. "En Podemos estamos preparados para gobernar y estamos preparados para competir. Lo que creemos es que todavía no hemos conseguido el objetivo".

La dirigente se ha referido a una encuesta interna, realizada entre el 10 y el 24 de septiembre, y difundida este lunes. Según este sondeo, realizado antes del 27-S, el Partido Popular sería el ganador de las elecciones al obtener entre el 27% y 29% de los votos estimados, mientras que la formación que lidera Pablo Iglesias se situaría en empate técnico con Ciudadanos y el PSOE, al conseguir entre el 19% y el 21% de los apoyos. "Los números nos dicen que, si las elecciones se celebrasen hoy, Podemos, Ciudadanos y el PSOE estarían en un empate técnico. Eso quiere decir que no estaríamos en condiciones de ganar, pero eso no quiere decir que no estamos preparados para gobernar", ha considerado Bescansa.

"Sobre las encuestas, efectivamente, mantenemos la cautela", ha destacado Bescansa, en cualquier caso. "Las tendencias son más relevantes y las tendencias nos están hablando de una alta volatilidad. Sabemos que el voto no ha cristalizado". El informe que acompaña a la encuesta del partido emergente dice que el electorado de Podemos proviene, fundamentalmente, de las bases desencantadas del PSOE, los abstencionistas críticos, los nuevos votantes y una parte del electorado de IU. Por su parte, prosigue, "el crecimiento de Ciudadanos se explica mayoritariamente en los 16-18 puntos porcentuales perdidos por el PP", desde las generales de 2011. "Sin embargo, la nueva derecha posee menos capacidad para sumar antiguos votantes del PSOE y resulta poco atractiva para los jóvenes que votarán en diciembre por primera vez", señala el documento. Izquierda Unida obtiene alrededor de la mitad de sus votantes, situándose entre el 3% y el 4%.

Sobre la firma

Francesco Manetto

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS