Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos cree que la ruptura con IU fortalece la “coherencia” del proyecto

Bescansa insiste en que en la reunión estuvo sobre la mesa la formación de una coalición

Podemos insiste en que en la reunión celebrada este martes estuvo sobre la mesa una coalición de carácter jurídico con Izquierda Unida federal, y defiende que siempre rechazó ese tipo de alianza. El propio Pablo Iglesias, secretario general de la formación, lo anunció tras una reunión mantenida con Alberto Garzón el pasado junio. “Nunca planteamos la formación de una coalición electoral”, ha señalado este miércoles la número tres de Podemos, Carolina Bescansa, que ayer participó en la reunión con la delegación de IU junto al secretario de Organización, Sergio Pascual. Esa era su línea roja. En su opinión, además, esta decisión fortalece la “coherencia” del proyecto, que, asegura, busca ser transversal e ir más allá de las lógicas de izquierda y derecha, y niega que beneficie al bipartidismo.

El argumento de Podemos guarda relación con las especificidades de IU. Concurrirá solo a las elecciones generales, con la excepción de los acuerdos que se fragüen Cataluña, Galicia y quizá Comunidad Valenciana, porque quiso desvincularse de la “mochila” de IU, una herencia de la que, en sus dirigentes, Garzón no ha podido librarse. “Creemos que en IU conviven dos almas, un alma con la que siempre nos hemos encontrado en las calles en las plazas, un alma que es la de gente que quiere trabajar por devolver la dignidad a nuestro país y sabemos que de una forma u otra seguiremos encontrándonos con ese alma en el futuro. Por ahora nosotros lo que vamos a hacer es seguir trabajando para presentar el mejor programa con el que concurrir a las elecciones del próximo 20 de diciembre”, ha proseguido Bescansa.

La número tres de Podemos niega que concurrir por separado a las generales sea perjudicial para su partido. “Yo creo que en absoluto nos debilita, yo creo que lo que se refuerza es la construcción de un proyecto coherente en el que podamos avanzar y seguir sumando”, ha afirmado, antes de apelar a “los encuentros” entre distintas fuerzas en las candidaturas municipales en las principales ciudades “que dejaron fuera de los acuerdos a las cúpulas de los partidos”.

Tras días de contactos y acercamientos, la dirección de Podemos rompió este martes por sorpresa la negociación con el ganador de las primarias de IU, Alberto Garzón, para ir a las elecciones generales en una candidatura conjunta. El partido de Pablo Iglesias informó en un comunicado que “da por terminadas las conversaciones”. El anuncio, difundido horas después de una reunión entre delegaciones de ambas fuerzas, provocó malestar en IU, que acusó a Podemos de romper “de forma unilateral” y aseguró que seguirá trabajando en Ahora en Común.

El secretario general del partido emergente, Pablo Iglesias, llevaba semanas intentando convencer a Garzón para que se integrara como independiente en las listas de Podemos, aunque aún no había cerrado del todo la puerta a un acuerdo más amplio con otra candidatura encabezada por el dirigente de IU. Garzón se resistía a abandonar su formación y pretendía alcanzar un pacto que califica de “unidad popular”.