El medallero ‘olímpico’ de la policía

Las condecoraciones "pensionadas" anuales baten récords históricos, incumplen una ley obsoleta y los sindicatos ven esa discrecionalidad como un modo de "comprar voluntades"

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, condecora al director de la Interpol, Rob Wainwright.
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, condecora al director de la Interpol, Rob Wainwright.M. Guillén (EFE)

No es porque la nadadora Mireia del Monte haya sido condecorada este año con una de las 458 medallas otorgadas por el Cuerpo Nacional de Policía a "personas ajenas a la corporación" por lo que son olímpicos estos últimos galardones. Los Santos Custodios, el patrón de los policías, que se celebra este 2 de octubre, han venido cargados, batiendo récords históricos, pese a que ya el año pasado le dieron una medalla hasta a la Virgen. Esta semana se repartirán cerca de 4.000 medallas, 3.173 entre los casi 70.000 agentes agraciados de la institución, de las que casi 200 (192) son con distintivo rojo ("al valor"), "pensionadas", es decir, llevan aparejada una subida vitalicia del 10% del sueldo. El resto son "cruces blancas", sin complemento económico.

Son muchos, por tanto, los que están de enhorabuena estos días, como quedó patente este jueves en los fastos organizados en Murcia con el ministro del Interior, Jorge Fernandez Díaz, y los máximos representantes del Cuerpo. Sin embargo, son otros muchos los que han puesto el grito en el cielo ante un "reparto" que consideran "injusto" y discrecional, puesto que no responde a los parámetros que establece la Ley 5/1964 del 29 de abril sobre condecoraciones policiales que los regula.

Un reglamento obsoleto

Un reglamento obsoleto, pese a haber sido completado con una resolución en 2012 (BOE número 107 del 4 de mayo), que establece la distribución de los distintivos al mérito por "servicios extraordinarios practicados" como "resultar herido en acto de servicio", "realizar un hecho abnegado que ponga de manifiesto un alto valor del funcionario", "protagonizar algún hecho extraordinario de especial riesgo o peligro personal". Sin embargo, la mayor parte de las medallas "pensionadas" concedidas (126) se concentran en las escalas Ejecutiva y Superior, "las de los despachos", señalan los sindicatos. Más bien parece, apuntan, "un modo de comprar voluntades y de tener a algunos contentos para que, llegado el momento, sean suficientemente fieles".

Desde la Dirección General de la Policía, y pese a que ya en una comisión de Interior en el Congreso el director general, Ignacio Cosidó, se comprometió a revisar el tema, la respuesta es taxativa: "No tenemos nada que decir sobre ese asunto".

Más información
Interior se remonta al 38 para justificar la medalla de la policía a la Virgen
El Rey recibirá hoy la medalla de oro al mérito policíal
Los tres policías muertos ayer en accidente aéreo serán enterrados hoy en Sevilla

Más allá de las interpretaciones y de una polémica que regresa cada año con estos ángeles bondadosos, los datos hablan por sí solos: en 2012 se concedieron 97 cruces rojas y este año, 192. Así lo indica un amplio informe del Sindicato Unificado de Policía (SUP), que muestra la creciente evolución de las condecoraciones por número y escalas en estos últimos cuatro años, centrándose fundamentalmente en las que tienen una recompensa económica. Y desde el Sindicato Profesional de Policía (SPP), que aglutina fundamentalmente a mandos de la institución, se insiste en la "necesidad de modificar esa ley y regular nuevos parámetros que se ajusten a la realidad en la entrega de estos distintivos e impriman transparencia en el proceso".

La escala ejecutiva, la más agraciada

"Si se toma en consideración el número total de integrantes de ambas escalas, la proporción de condecoraciones (con distintivo rojo) supone un 78,6% en la escala superior y un 14,7% en la escala ejecutiva", recoge el informe del SUP, "representando un incremento, en relación al año 2012, del 150% y 102%, respectivamente".

En el lado opuesto, se situarían las cifras del "3,9% y 0,8% que les han correspondido a las escalas de subinspección y básica; escalas que paradójicamente suponen el grueso del cuerpo", si bien han sufrido un incremento pasando de las 26 del año 2014 a 44 en 2015.

La Orden al Mérito Policial es una distinción española que se creó inicialmente solo como medalla allá por el año 1943 para ofrecer una recompensa especial a los miembros de la Policía. El objetivo que se pretendía por tanto era el de disponer de un modo de premiar a los Policías por las acciones destacadas que llevaran a cabo en el ejercicio de sus funciones abarcando tanto los "servicios extraordinarios practicados" como los "trabajos o estudios de sobresaliente interés científico o de técnica profesional".

Sobre la firma

Patricia Ortega Dolz

Es reportera de EL PAÍS desde 2001, especializada en Interior (Seguridad, Sucesos y Terrorismo). Ha desarrollado su carrera en este diario en distintas secciones: Local, Nacional, Domingo, o Revista, cultivando principalmente el género del Reportaje, ahora también audiovisual. Ha vivido en Nueva York y Shanghai y es autora de "Madrid en 20 vinos".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS