Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jurado decide que el juicio por la muerte de Asunta tenga cámaras

Los padres de la niña, principales acusados, habían pedido que se impidiera la toma de imágenes, pero ha primado el criterio del fiscal, a favor de la "publicidad"

El tribunal que enjuiciará a Rosario Porto y Alfonso Basterra, padres adoptivos y únicos acusados por la muerte de la niña Asunta Basterra, ha rechazado limitar la emisión de imágenes del juicio como solicitaban los enjuiciados.

En la primera sesión del juicio, en la que se están estudiando las cuestiones previas, el abogado de Porto y Basterra había propuesto que no se tomaran imágenes y que los periodistas únicamente pudieran tomar notas. El fiscal ha señalado que "procede la publicidad" al entender que quien quiera opinar sobre el mismo lo hará, y, en su opinión, es preferible que lo hagan a partir de "materia prima" que sea "la realidad" de lo ocurrido en la sala.

Tras deliberar sobre el asunto, el presidente del tribunal ha pedido al jurado que deliberen sobre esta cuestión. Tras hacerlo, han decidido rechazar la solicitud de las defensas.

Los padres de Asunta Basterra Porto, acusados de la muerte violenta de esta niña de 12 años encontrada en una pista forestal de Teo (A Coruña) el 22 de septiembre de 2013, a los juzgados compostelanos a las 9.15, procedentes del penal de Teixeiro, en el que están internos.

Los principales acusados han viajado en un furgón rotulado de la Guardia Civil, pero incomunicados. Según fuentes cercanas al caso, viajaban en compartimentos separados.

El juicio se prolongará previsiblemente hasta el 21 de octubre. La asociación Clara Campoamor, que ejerce la acusación particular, solicita una concea de 20 años de carcel para cada uno por un delito de asesinato. El fiscal rebaja su petición a 18 años para cada uno.

El abogado de la madre de la niña, el penalista José Luis Gutiérrez Aranguren, ha señalado que el estado de ánimo de su patrocinada, con la que él por vía telefónica, es "peor" que en días anteriores. "La vi más animada el domingo", ha admitido. Aranguren ha avanzado que no piensa pedir "la nulidad" del procedimiento.

Las defensas solicitan la libre absolución puesto que mantienen que existe una estrategia clara para implicar a los dos padres, que están acusados de idear un plan conjunto con el objeto de dar muerte a la niña, a la que adoptaron cuando no tenía cumplidos los doce meses de vida, suministrándole ansiolíticos con la idea preconcebida de, posteriormente, asfixiarla con una almohada.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >