Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
el fin de eta

Miles de personas reclaman libertad para los presos de ETA enfermos

El ala más dura de la izquierda abertzale convoca otra manifestación para mañana sábado también en Bilbao que no cuenta con el respaldo de Sortu ni EH Bildu

La manifestación en favor de los presos enfermos
La manifestación en favor de los presos enfermos

Sin incidentes. La manifestación en demanda del excarcelamiento de los 11 presos de ETA gravemente enfermos ha terminado en Bilbao sin que se produjera ningún problema de orden. Miles de personas se han manifestado, convocadas por los familiares y amigos de los presos, en una marcha con numerosa presencia policial ordenada por la Audiencia Nacional.

El acto, que ha tenido lugar en el día grande de las fiestas de Bilbao, ha contado con el apoyo de organizaciones como Sortu, EH Bildu, el sindicato LAB y la red ciudadana de apoyo a los presos de ETA Sare, algunos de cuyos dirigentes han participado en la marcha, como el presidente de Sortu, Hasier Arraiz. Un apoyo con el que según la agencia Europa Press, no cuenta la manifestación convocada para mañana por el mismo motivo por el ala crítica de la izquierda abertzale.

La plataforma Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión, ha convocado una manifestación en la que recuperan reivindicaciones como la amnistía y que anuncian en las redes sociales con un encapuchado al que no se le ve la cara. "Mientras haya represaliados políticos, no podrá darse por superado el conflicto y mientras haya conflicto no podremos garantizar que no haya más represaliados", advierten.

En la manifestación legalizada este mediodía en Bilbao, los familiares de presos de ETA han leído un comunicado en el que han subrayado que los Gobiernos de España y Francia "vulneran de manera sistemática los derechos humanos" ya que mantener recluidos a quienes están gravemente enfermos es "jugar con la vida" de esas personas y supone un proceder "ilegal". Han abierto la marcha familiares y amigos de los presos que portaban carteles y una pancarta con el lema de la convocatoria: "Necesitamos a los presos enfermos en casa", escrito en euskera, junto a una imagen de una ambulancia.