Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres excursionistas mueren en los barrancos de Huesca

Los fallecidos son un vecino de Ansoáin (Navarra) y una pareja residente en Málaga

Fin de semana trágico en las montañas de Huesca. Tres excursionistas murieron en el Pirineo aragonés: un vecino de Ansoáin (Navarra) y una pareja residente en Málaga. Estos dos últimos fallecidos son unos barranquistas que el pasado domingo cayeron a una poza en la zona de Puente de los Navarros, en el término municipal pirenaico de Torla, Huesca. El primero falleció horas antes al precipitarse en el Pico Mir, en el término municipal de Benasque.

Los fallecidos en Torla son M. V. U. B., un hombre de 47 años natural de Castellón de la Plana y residente en Alhaurín de la Torre (Málaga); y S. P. N., una malagueña de 35 años que residía en la localidad de Churriana.

El aviso sobre su desaparición fue comunicado en la tarde del domingo en torno a las 17.45 por una tercera persona que participaba en la excursión junto a los dos fallecidos, según fuentes del Gobierno de Aragón.

Según las primeras investigaciones, ambos cayeron a la poza al fallar algún elemento de la cordada. Los cuerpos fueron llevados al depósito de cadáveres de la localidad oscense de Boltaña, según informó la Comandancia de la Guardia Civil en Huesca.

En el rescate de los cuerpos, que concluyó el domingo a las nueve de la noche, dos horas y media después del aviso, intervinieron efectivos del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de Boltaña y la patrulla de servicio del puesto de la Guardia Civil en Fiscal.

 Caída desde 150 metros

También el domingo, en el Pirineo aragonés, un montañero de 67 años, vecino de Ansoáin (Navarra), murió por la mañana tras caer por una cresta de unos 150 metros en la cara norte del Pico Mir.

Los fallecidos residentes en Málaga practicaban barranquismo en el río Ara, una difícil zona de escalada que exige una preparación adecuada para la práctica de este deporte.

La Guardia Civil abrió una investigación para aclarar las causas del suceso y tomó declaración al único superviviente. Este fue quien dio aviso desde el puente de los Navarros a los agentes, que hallaron los cadáveres en la zona de la caída. Según los primeros indicios, el fallecimiento se produjo por ahogamiento y el accidente se originó al no poder agarrarse la pareja al pasamanos fijado. En lo que va de mes, siete personas han muerto en esta zona de montaña.