Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez dicta una orden internacional de búsqueda del sospechoso de Cuenca

La policía cree que Morate, en paradero desconocido, quería huir a un país sin extradición La autopsia de Laura del Hoyo, una de las dos víctimas mortales, ha concluido

Imagen del principal sospechoso de la policía. Atlas

El titular del Juzgado de Instancia e Instrucción número 2 de Cuenca ha dictado este jueves una orden internacional de búsqueda para localizar a Sergio Morate, el principal sospechoso del asesinato de Marina Okarynska y Laura del Hoyo, de 26 y 24 años. El presunto agresor se encuentra en paradero desconocido desde el pasado jueves, el mismo día en el que desaparecieron Marina, su exnovia, y Laura, amiga de esta. Antes de esfumarse, Morate había comentado a sus allegados que quería irse a un país que no tuviera convenio de extradición con España.

Los cuerpos sin vida de las dos jóvenes fueron hallados la tarde de este miércoles, junto a una poza en el nacimiento del río Huécar. Los restos presentaban quemaduras que fueron ocasionadas por la cal que el agresor utilizó para cubrirlos. La policía, que no descarta que el sospechoso haya contado con la colaboración de una o varias personas, ha confirmado que la cal fue comprada en Cuenca con varios días de antelación, por lo que la hipótesis es que Morate había planificado la acción.

Los investigadores creen que Morate contaba con que su exnovia estaría sola y que desconocía que le había pedido a una amiga que la acompañará. De ser así, esta sospecha de la policía refuerza la teoría de que el presunto asesino habría actuado solo.

Geografía y cronología del asesinato doble en Cuenca pulsa en la foto
Geografía y cronología del asesinato doble en Cuenca

Cuando los agentes tuvieron conocimiento de que Morate quería partir a un país sin extradición, aumentaron sus sospechas sobre él. La policía cree que el hombre pudo haber huido con un coche perteneciente a su familia. El vehículo que se busca es un Seat Ibiza de color verde, con matrícula 1062CPF. 

Colaboración de un excompañero

Las sospechas contra Morate se acrecentaron cuando se supo que había mantenido retenida a otra novia, a la que después liberó. Aquello generó una gruesa mancha en su historial en el que figuran antecedentes por maltrato y retención ilegal. Esa víctima acompañó hace unos días a la policía y reconstruyó sus días de cautiverio, por si su captor hubiese repetido el modus operandi.

La investigación de la policía llegó a contemplar que Morate contó con la colaboración de un excompañero de prisión, de nacionalidad colombiana, al que conoció durante el tiempo que estuvo entre rejas por haber retenido a su anterior novia. El motivo de la sospecha policial: ese excompañero disfrutó de un permiso penitenciario el mismo fin de semana en el que las chicas permanecían desaparecidas.

Sin embargo, esa hipótesis ha ido perdiendo fuerza porque los agentes confirmaron que dicho preso disfrutó de su permiso en Alicante, según la declaración del propio detenido a los policías, que han podido certificar la hora a la que esta persona llegó a la localidad levantina. No obstante, antes de descartar del todo esta teoría, los agentes han pedido más información a la cárcel, por ejemplo, que informe con qué ropa salió el preso a disfrutar de su permiso, entre otras cuestiones.

Por el momento, la única orden de busca y captura que hay emitida es contra Morate, aseguran fuentes próximas a la investigación.

Autopsias de las jóvenes

Los forenses han terminado de practicar la autopsia de Laura del Hoyo, la tarde de este jueves, y en estos momentos realizan la de Marina Okarynska. Así lo ha comunicado Luis Javier Chamón, el portavoz de la familia de Laura. Los cadáveres fueron hallados por un ciudadano junto a una poza en el nacimiento del río Huécar.

El río nace a unos tres kilómetros de la localidad de Palomera, donde la policía había registrado ya una casa de la familia de Sergio Morate. La principal área de búsqueda, aparte de Cuenca, había sido esa pequeña población —de apenas cien habitantes en invierno—, de donde son originarios los padres de Morate. En la otra punta de la ciudad, a siete kilómetros, en la localidad de Chillarón, los padres tienen una finca con una tienda de muebles antiguos, que también fue rastreada.

Los vecinos se han concentrado desde las 11 de la mañana en repulsa por el crimen frente al Ayuntamiento de Cuenca y en la Diputación Provincial. El organismo provincial ha decretado tres días de luto oficial.

Más información