Muere una holandesa de 17 años que hacía ‘puenting’ en Cantabria

La menor holandesa no entendió las instrucciones y se lanzó sin estar atada al viaducto

El viaducto de Cedeja, lugar del suceso.J. Rosendo | JR Gonzálezundefined

"No jump. It's important. No jump" ("No saltes. Es importante. No saltes") fueron las instrucciones que el monitor de puenting le dio a la joven de 17 años antes de que se lanzara del viaducto de Cedeja en Virgen de la Peña (Cantabria). La menor, de nacionalidad holandesa, entendió "now jump!" ("¡Salta ahora!") y se precipitó sin estar atada a los anclajes de seguridad del puente, con solo una cuerda agarrada a su arnés. Un "malentendido" lingüístico, como atribuyen algunos responsables, que acabó con la vida de la joven al impactar contra el río Cedeja desde 32 metros de altura.

Más información
Fallece una joven inglesa haciendo ‘puenting’ en Granada
La Guardia Civil indaga si el joven que hacía 'puenting' murió por un fallo de seguridad
Un hombre de 37 años muere mientras hacía ‘puenting’ en el río Cofio

El suceso ocurrió el lunes sobre las ocho y media de la tarde en este viaducto por el que discurre la A-8. Un grupo de 13 jóvenes belgas y holandeses, menores de edad, acompañados de cinco monitores hicieron puenting en esta pequeña pedanía cántabra. La chica era la penúltima es saltar y, según han especificado fuentes que trataron con ella antes del accidente, estaba entusiasmada por hacer por primera vez este deporte de riesgo.

La actividad venía incluida en un paquete de actividades que una empresa de multiaventura cántabra ofrecía a los campamentos de chicos y chicas que se quedaban por la zona. Este deporte era habitual entre los planes de ocio y se anunciaba en los campings cercanos. Aun así, tanto la policía local de Cabezón de la Sal —municipio al que pertenece el viaducto— como el Ayuntamiento han manifestado no tener conocimiento de esta actividad. "Nos hemos quedado muy sorprendidos, nunca habíamos oído que se hiciera puenting ahí", ha asegurado Joaquín González, jefe de la Policía Municipal.

El salto se realizó desde una plataforma muy poco visible que está ocho metros debajo de la carretera. Para llegar a ella, los jóvenes atravesaron un intrincado camino sin asfaltar entre la vegetación que rodea al río. Y una vez debajo del viaducto escalaron el arco de 16 metros que sostiene el puente. Para subir la pronunciada pendiente utilizaron una cuerda con nudos que estaba atada a los anclajes de este soporte superior.

Un lugar "arriesgado"

Fuentes oficiales han considerado el lugar "sumamente arriesgado" para saltar al vacío ya que no contaba con los permisos del Ministerio de Fomento, propietario del puente, ni del Ayuntamiento de Cabezón de la Sal. La alcaldesa, Isabel Fernández, ha explicado que el municipio no recibió ninguna petición de licencia de este tipo, como tampoco la reciben para otras actividades de riesgo.

La empresa belga FlowTrack era la encargada de traer a estos grupos desde Bélgica y Holanda y llevaba más de cinco años subcontratando las actividades a esta empresa de multiaventura. La menor fallecida había llegado el sábado pasado con otra tanda de 150 jóvenes extranjeros. Todos ellos se alojaban en el camping de la playa de Oyambre donde la zona de acampada de los menores se encontraba cerrada para evitar la aproximación a los chicos y chicas.

"Están todos en shock. No se lo pueden creer. Hay una niña, la que era más amiguita suya, que lleva desde que pasó sin decir una palabra. Es un drama total", ha comentado la responsable del camping. La mayor parte de los jóvenes han decidido quedarse a terminar la semana para "hacer piña" entre ellos. Los padres de la víctima todavía no han acudido a España, pero ya se han puesto en contacto con FlowTrack para solucionar el traslado del cuerpo.

Sobre la firma

Beatriz Guillén

Redactora de EL PAÍS en México. Trabaja en la mesa digital y suele cubrir temas sociales. Antes estaba en la sección de Materia, especializada en temas de Tecnología. Es graduada en Periodismo por la Universidad de Valencia y Máster de Periodismo en EL PAÍS. Vive en Ciudad de México.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS