Podemos busca cómo librarse de la etiqueta de la izquierda para crecer

La formación emergente sigue aspirando a la transversalidad a pesar del descenso en el CIS

Pablo Iglesias, en Badalona (Barcelona) el pasado junio.
Pablo Iglesias, en Badalona (Barcelona) el pasado junio. ALBERT GARCÍA

Pablo Iglesias se enfrenta al desgaste de Podemos en las encuestas en el momento más decisivo de la cuenta atrás para las elecciones catalanas del 27-S y las generales previstas para otoño. El secretario general de la formación se ve abocado a buscar la fórmula para frenar la tendencia a la baja que certifican los sondeos desde enero y, a la vez, gestionar varios frentes abiertos. Lo urgente será medir la viabilidad de su proyecto en un clima en el que el mensaje de la transversalidad parece superado. Podemos, identificado por los votantes con la izquierda, debe volver a reafirmarse. El programa será el primer paso.

Podemos ha vuelto, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicado esta semana, a un porcentaje de estimación de voto muy parecido al de hace un año: 15,7% frente al 15,3%. Las matizaciones de los dirigentes, expertos en el análisis de estudios de opinión, se parecen a las de agosto de 2014 y se resumen en: máxima prudencia, las encuestas envejecen rápido. La diferencia más notable es la tendencia, ya que entonces el partido subía y ahora se encuentra en una fase de ligero y constante descenso.

Esta circunstancia choca con las aspiraciones iniciales de los estrategas del partido, que buscaban ocupar el espacio político del PSOE. “La opción de la transversalidad ha quedado superada". Podemos es, por tanto, "izquierda”, señala el politólogo Pablo Simón, profesor de la Universidad Carlos III. Eso, en su opinión, “condiciona el margen de maniobra cara a los pactos”. “Queda claro que Podemos no puede jugar con el no a todo”.

Aunque, según reconocen en el partido, los equilibrios entre responsabilidad institucional y audacia resultan clave, la formación debe volver a reafirmarse, redefinir su proyecto pero siempre con la aspiración de “ganar”, al margen de las etiquetas. “Podemos es la opción que tiene más probabilidades de conseguir un cambio real en las políticas que han llevado al desastre”, afirmó Pablo Echenique, en el pasado encuadrado entre los críticos y ahora fiel a Iglesias, para valorar el CIS. “Confío en que veremos como las encuestas definitivas, que son las urnas, dicen algo muy distinto". En definitiva, "hay partido".

Grecia y las primarias

Para Iglesias se trata de remontar la cuesta cuando se multiplican los frentes que, al menos desde un punto simbólico, han afectado negativamente, según los expertos, a la formación: el rescate a Grecia y el pulso entre Alexis Tsipras y el Eurogrupo; los efectos de unas primarias en las que, si bien arrasó con más del 80% de los votos, fueron duramente criticadas y certificaron una caída importante de la participación; las divergencias sobre estrategia electoral, que enfrentan al núcleo duro con un  grupo de dirigentes territoriales que en septiembre seguirán presionando para que haya una candidatura de “unidad popular”. La dirección blindó su plan —concurrir en solitario a las generales, con la excepción de alianzas puntuales en Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia y Baleares— con un referéndum interno, pero tanto Alberto Garzón, candidato de IU, como sectores de Podemos confían en que Iglesias e Íñigo Errejón cambien de idea. Cataluña y las elecciones del 27 de septiembre serán el primer banco de prueba. Todos buscarán capitalizar el resultado de la candidatura Catalunya sí que es Pot, integrada por Podemos, ICV y Esquerra Unida. Errejón, secretario de Política y responsable de las campañas de la formación, supervisará la estrategia desde esa comunidad. Y Garzón, por su parte, seguirá buscando una lista de las fuerzas alternativas de la izquierda: “Con un buen resultado sería incomprensible que no se repitiera para las generales”.

La pugna de la izquierda

Podemos ha rechazado desde sus inicios definir el mapa político en función de las categorías de izquierda y derecha. Aun así, ese discurso, aceptado inicialmente incluso por los cargos procedentes de Izquierda Anticapitalista, ahora empieza a tambalearse. Los votantes, según el CIS, ubican a Podemos en la izquierda ideológica al igual que IU, y lo asocian al PSOE como primera preferencia para una alianza de Gobierno. Es decir, identifican ese proyecto político como una hipotética muleta de los socialistas.

“Creo que la pelea del cambio se gana o pierde en la izquierda, entendida como la entiende la gente. Los próximos años cambian mucho si en 2015 Podemos acaba por delante del PSOE o, al menos, compite, o si se ve obligado a apoyar un gobierno del PSOE desde lejos”, escribe Diego Pacheco, miembro del Consejo Ciudadano de la Comunidad de Madrid y cargo encuadrado entre los críticos. 

El programa

La elaboración del programa electoral será clave para la definición del proyecto y la movilización de las bases. La dirección del Podemos impulsó en las últimas semanas un proceso participativo de elaboración del programa que ya ha recibido centenares de propuestas y que será el termómetro definitivo, antes de las generales, de la capacidad de implicación de sus bases y círculos. Tras emprender un viaje hacia la moderación y tras sellar pactos autonómicos con el PSOE, Podemos afronta de nuevo el debate sobre su identidad y espíritu fundacional. Iglesias lo dejó claro hace un año, en una conversación con este periódico en Estrasburgo. “Podemos no puede ser un partido más ni perder el factor sorpresa”.

Sobre la firma

Francesco Manetto

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción