_
_
_
_

Dramas que caben en el equipaje

Los intentos de cruzar la frontera dentro de una maleta empiezan hace más de una década

J. J. G.
La imagen de Abou, al pasar por los rayos X de la frontera ceutí de Tarajal.
La imagen de Abou, al pasar por los rayos X de la frontera ceutí de Tarajal.el país

La tragedia llegó el domingo a bordo del Sorolla, un ferry que cubre la línea entre Melilla y Almería. Un hombre de 27 años, N. M., de origen marroquí, murió asfixiado cuando intentaba acceder a la Península escondido en una maleta. Viajaba escondido en el coche de su hermano, de 34 años y residente en Francia. Los dos magrebíes querían llegar a ese país. Pero el menor de ellos no lo consiguió. Y este no es el primer caso de un inmigrante que intenta alcanzar Europa oculto en el equipaje:

Más información
La familia de ‘el niño de la maleta’ finalmente reunida
Un padre esconde a su hija en una maleta para su entrada ilegal en España
Detenido en Melilla un hombre con una maleta a rastras que tenía un inmigrante

'El niño de la maleta'. Abou, de ocho años, sacó la cabeza de una pequeña maleta con ruedas el pasado 6 de mayo. Una chica de 19 años intentó atravesar la frontera de Tarajal (Ceuta) con él. La Guardia Civil lo descubrió al pasar el equipaje por los rayos X: su figura, acurrucada, dio la vuelta al mundo. Su padre, marfileño, estuvo un mes en la cárcel, acusado de tratar de introducir a extranjeros irregulares en España. Reconoció que había pagado 5.000 euros para que ayudaran a su hijo atravesar la frontera, aunque creyó que las personas con las que contactó en Marruecos “lo pasarían de forma normal y no dentro de una maleta”.

Por el puerto. Escondida en una maleta morada. Vestida con una blusa rosa y pantalón beis. Los agentes hallaron a una niña de ocho años cuando su padre trataba de introducirla en la Península por el puerto de Tarifa (Cádiz). Fue en abril de 2014. La menor iba en el equipaje que se encontraba apoyado sobre los asientos traseros de un Volkswagen Bora.

A rastras. Un marroquí de 39 años se dirige al paso fronterizo de Beni Enzar. Lleva una enorme maleta. Tira de ella. La arrastra. Los agentes, sorprendidos, le dan el alto. Entonces, el hombre echa a correr —aunque acaba detenido—. Deja atrás el macuto, que oculta a un subsahariano de 19 años. Ocurrió el 28 de febrero del pasado año.

Bajo una pila. La furgoneta iba hasta arriba de maletas. Corría septiembre de 2013, cuando una familia marroquí desembarca en Algeciras. El matrimonio y sus tres hijos se dirigen con el vehículo hacia el puesto de control. Allí, los policías sospechan de una maleta "algo deformada". La abren y hallan a un hombre de 27 años. Siguen buscando y, bajo toda la pila de equipaje, encuentran en otro macuto a una mujer de 24 años.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

En un ferry. Una pareja fue detenida en julio de 2013, en plena operación Paso del Estrecho, cuando trataba de introducir en la Península a una menor de 13 años. Estaba asustada y desorientada. Sudaba abundantemente. La chica, que no era familiar de los adultos, iba escondida en una maleta. Viajaron en el ferry Melilla-Málaga.

Los primeros casos. A 2002, según la policía, se remonta uno de los primeros casos. En el embarque de Ceuta a Algeciras, los agentes arrestan a un joven de 20 años que intentaba subir a bordo con un marroquí de 19 años oculto en una maleta con cierre de cremallera.

Sobre la firma

J. J. G.
Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_