INMIGRACIÓN

Cosidó: “La inmigración irregular es una amenaza para toda la UE”

Para el director general de la Policía los sucesos de Calais demuestran que es necesaria una respuesta europea

El director deneral de la Policía, Ignacio Cosidó, atiende a los medios en la Universidad Menéndez Pelayo (Santander).
El director deneral de la Policía, Ignacio Cosidó, atiende a los medios en la Universidad Menéndez Pelayo (Santander). Pablo Hojas

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha asegurado este lunes que la inmigración irregular es una amenaza para el conjunto de la Unión Europea y no exclusivamente para los países de la frontera exterior o de la frontera sur. Para el director del cuerpo así lo demuestran los últimos sucesos ocurridos en la localidad francesa de Calais, desde donde cientos de inmigrantes tratan de cruzar a Reino Unido por el eurotúnel. Este nuevo foco de presión migratoria expone la necesidad de una "respuesta europea" porque "es un problema europeo", ha considerado.

Cosidó ha explicado su postura sobre este fenómeno a la salida de la inauguración del curso sobre trata de personas de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander. El director no ha querido valorar las reacciones de Francia y Reino Unido ante esta nueva tesitura migratoria, aunque sí ha especificado que "España puede servir como modelo de éxito para la gestión de flujos migratorios".

Más información

Sobre el anuncio de Reino Unido de invertir siete millones de libras (unos 10 millones de euros) para reforzar el vallado de las vías del túnel que atraviesa el Canal de la Mancha, Cosidó ha justificado que cuando "la presión migratoria lo exige hay que adoptar las medidas necesarias, incluyendo medidas físicas que impidan ese paso ilegal de personas".

La muerte de un inmigrante magrebí que trataba de entrar en Almería dentro de una maleta supone para Cosidó una prueba de la necesidad de entrar a España y a la Unión Europea por los puntos habilitados. "Este es uno de los riesgos de esta inmigración irregular. Por eso pedimos a los inmigrantes que utilicen los mecanismos legales porque cuando utilizan los ilegales corren un inmenso peligro para su propia vida", ha añadido.

Más presión sobre los clientes de prostitución

El director general de la Policía ha asegurado este lunes que es necesario poner más presión sobre los consumidores de prostitución porque “muchas veces pueden convertirse en cómplices de la trata de seres humanos y eso es inaceptable”. Cosidó ha reiterado que las multas sobre los clientes son una forma de proteger a las mujeres que ejercen la prostitución por ser potenciales víctimas de trata.

La entrada en vigor de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como Ley Mordaza, permite multar a los clientes de prostitución con hasta 30.000 euros y a las mujeres que la ejerzan por “la exhibición obscena de su cuerpo desnudo para ejercer la prostitución”.

Colectivos de defensa de las trabajadoras del sexo, como Hetaria, han advertido que estas sanciones sobre los clientes y sobre las mismas profesionales dificultan su trabajo y las margina hacia lugares más alejados. El director general de la Policía ha justificado las multas basándose en que la prostitución en lugares públicos y cerca de entornos escolares supone una amenaza para la educación de los menores.

La Ley de Seguridad Ciudadana forma parte del plan de actuación de la Policía para terminar con la trata de seres humanos. Desde abril de 2013 hasta junio de 2015 se ha detenido a 2.000 personas vinculadas a redes de trata de personas y se han rescatado a más de 1.000 de víctimas de explotación sexual y laboral.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50