Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Zarzuela no mostró rechazo a renombrar el pabellón de Zaragoza

Los impulsores del cambio de nombre del polideportivo pidieron permiso a la Casa del Rey

El gabinete de Felipe VI contestó que era un asunto del Ayuntamiento

Exterior del pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza, cuyo cambio de nombre por el del fallecido técnico del CAI Zaragoza de baloncesto, José Luis Abós.
Exterior del pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza, cuyo cambio de nombre por el del fallecido técnico del CAI Zaragoza de baloncesto, José Luis Abós. EFE

Jorge Lambán, un joven aficionado al baloncesto de un pueblo cercano a Zaragoza, no da crédito a "la que se ha montado" en torno al cambio de denominación del pabellón Príncipe Felipe por el de José Luis Abós, el fallecido exentrenador del CAI Zaragoza. Fue él quien hace nueve meses lanzó la petición en la plataforma digital Change.org para poner el nombre de Abós al centro deportivo en homenaje al técnico que devolvió al equipo de la ciudad a lo más alto de la ACB. Al mismo tiempo, dos peñas deportivas de la provincia enviaban una carta al palacio de la Zarzuela para pedir permiso a Casa Real para modificar el nombre del pabellón, quien agradeció el gesto pero advirtió que la decisión era del Ayuntamiento.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Zaragoza, presidido por Pedro Santisteve de Zaragoza en Común, aprobó ayer renombrar el centro a pesar de los votos en contra de la mayoría de la oposición (PP, PSOE y Ciudadanos). Obtuvo el sí de CHA, partido que realizó la moción para el cambio de denominación en la anterior legislatura. En total, 19 votos en contra y 10 a favor. Como la votación no era vinculante, la decisión sigue adelante.

La iniciativa llega tras la retirada del busto de Juan Carlos I del Ayuntamiento de Barcelona, pero tanto el equipo de Gobierno como los impulsores de la modificación del nombre separan este cambio del debate monarquía-república. "Nuestra intención era ser respetuosos con la persona que daba nombre al pabellón, en este caso el Rey, si Zarzuela hubiese respondido que no estaba de acuerdo, habríamos paralizado todo esto", explica Lambán, "por eso no entendemos el circo que se ha montado. No somos antimonárquicos, esto comenzó con la muerte de Abós, en octubre". El joven de 22 años lanzó la petición para denominar al pabellón con el nombre del entrenador en octubre, poco después de que falleciera a causa de un cáncer, y en solo diez días alcanzó las 15.000 adhesiones. En noviembre recibieron la respuesta de Casa Real en la que indicaban que no pueden intervenir en el asunto "por corresponder el cambio de denominaciones de los espacios públicos a los Ayuntamientos".

El alcalde ha recibido duras críticas por parte de la oposición, que han tildado la decisión de "alcaldada". Los impulsores del cambio de nombre, aficionados al baloncesto y peñas deportivas, lamentan que lo que ellos proyectaron como un homenaje al entrenador se haya mezclado con el debate político.