Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Javier Fernández, presidente del Principado de Asturias

“Podemos debería sumarse a un pacto con la izquierda”

El socialista estaba dispuesto a no intentarlo más si este martes hubiera continuado el bloqueo o el empate entre su candidatura y la de la representante del PP

El socialista Javier Fernández Fernández (Mieres, 7 de enero de 1948) estaba dispuesto a no intentarlo más si ayer hubiera continuado el bloqueo o el empate entre su candidatura y la de la representante del PP. Estaba dispuesto a dar paso a unas nuevas elecciones autonómicas en Asturias. Pero a la tercera votación, los votos de su partido (14) y los de IU (5) han hecho posible que sea elegido presidente del Principado de Asturias, por segunda “y última vez”. PP y Foro han votado en contra y Ciudadanos y Podemos se han abstenido. Asturias era la última autonomía que faltaba por tener presidente, tras las elecciones autonómicas del 24 de mayo.

Las relaciones con el partido que lidera de Pablo Iglesias son ásperas y tensas como se ha vuelto a apreciar en su rechazo a sumarse o participar en el acuerdo programático alcanzado por el PSOE con IU. Según Podemos, no ha habido voluntad de negociar y, según el PSOE, la responsabilidad es de Podemos. A fin de conseguir la estabilidad, Javier Fernández, que tomará posesión de la presidencia del Principado el próximo sábado, asegura que tratará de que esta fuerza política participe en el pacto programático establecido con IU.

Pregunta. ¿Está agradecido a Podemos porque su abstención ha propiciado que sea usted presidente?

“Era una decisión extrema bloquear a un socialista votando al PP”

Respuesta. Eso no es exactamente así. Incluso le diría que no es así.

P. Si Podemos no se hubiera abstenido, usted no gobernaría.

R. Por el sistema electoral asturiano, si se quería impedir que yo gobernara solo cabía que Podemos votara a la candidata del PP. Me parece que era una decisión extrema bloquear la elección de un presidente socialista para que gobernara la derecha... Una decisión fuerte para una fuerza que se define como se define.

P. ¿De izquierdas?

R. No sé muy bien como se define, pero sí ha hecho hincapié en que no permitiría que gobierne la derecha.

“Los asturianos decidieron que el PSOE fuera la lista más votada”

P. ¿Qué le pasa a Podemos con los socialistas asturianos? ¿O a ustedes con ellos? Se constata una fuerte animadversión...

R. No sé si Podemos en Asturias, y en Andalucía, es distinto del de Castilla-La Mancha, o Extremadura, o Valencia. No conozco lo suficiente esa organización, pero sí es evidente que el comportamiento es muy diferente. Quizá esa diferencia la marca que en Andalucía y Asturias gobernábamos los socialistas cuando apareció Podemos.

P. Ellos han argumentado que tanto en Andalucía como en Asturias los socialistas son casta y han hecho políticas conservadoras.

R. Eso es radicalmente falso. Si por algo nos hemos distinguido es por preservar el Estado de bienestar y nuestra gestión nada tiene que ver con cualquier Gobierno del PP. Pido que se compare y, además, ellos lo saben.

P. ¿Teme usted más a la oposición que le va a hacer el PP o a la de Podemos, a la vista de esta frialdad ya de partida?

R. No quiero hablar de oposición, sino de sumar para conseguir la estabilidad, que es un valor democrático de primer orden.

“El acuerdo con IU es asumible por cualquier fuerza de progreso”

P. ¿Pedirá que apoyen su gestión con la invocación de la estabilidad?

R. Lo que invoco es la voluntad de los asturianos que decidieron que el PSOE fuera la lista más votada; y las fuerzas políticas de progreso suman una mayoría. Asturias ha votado a la izquierda y Podemos debería sentirse concernido con ese voto.

P. ¿Por qué ahora es posible?

R. El acuerdo alcanzado con IU es asumible por cualquier fuera de progreso. Ese acuerdo es sobre empleo, regeneración democrática y estado de bienestar alcanzado con IU. Y sí, pido a Podemos que se sumen a un pacto con la izquierda; un pacto con fuerzas de progreso y políticas de progreso y espero que se produzca en el futuro. Hemos perdido mucho tiempo y urge empezar a trabajar.