Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

10 años del incendio con más víctimas mortales en dos décadas en España

El fuego, originado en una barbacoa, acabó con la vida de 11 brigadistas forestales en Guadalajara

Cuerpos de los retenes fallecidos en el incendio de Guadalajara. Ver fotogalería
Cuerpos de los retenes fallecidos en el incendio de Guadalajara. Reuters

Eran las 14 horas del 16 de julio de 2005 cuando un grupo de excursionistas decidieron encender una barbacoa cerca de la Cueva de los Casares, en Riba de Saelices (Guadalajara). Lo hicieron a pesar de la prohibición de un guía. Aprovecharon su ausencia para prender unas llamas que terminaron calcinando más de 13.000 hectáreas del Parque Natural del Alto Tajo y costando la vida a 11 miembros del servicio de extinción. Es el incendio más grave de España en más de dos décadas.

La muerte de los 11 agentes forestales ocurrió antes de las 15.00, pero la Guardia Civil y los servicios de extinción de incendios no se percataron de la falta de este retén hasta bien avanzada la tarde. Cuando la Guardia Civil y los bomberos accedieron al lugar, se toparon con dos camiones cisterna y tres todoterrenos completamente calcinados.

La gestión del incendio realizada por el Gobierno de Castilla-La Mancha (PSOE) fue duramente criticada. Entre los reproches se alegó que el Ejecutivo regional no había enviado los medios necesarios y que sólo se solicitó ayuda al Gobierno central una vez conocidas las muertes.

Cuando se apagaron las llamas, comenzó un proceso judicial con 29 imputados. Entre ellos políticos, técnicos y vecinos de la zona a los que se atribuía delitos de incendio forestal por imprudencia grave y, a siete de ellos, homicidio por imprudencia profesional.

En 2012, la Audiencia Provincial de Guadalajara sólo condenó al excursionista encargado de la barbacoa. Un año después, el Supremo le ratificó la condena de dos años de prisión y una multa de más de diez millones de euros como indemnización a la Junta de Castilla-La Mancha por los trabajos de extinción.

Seis días después de la muerte de los 11 agentes, el Gobierno aprobó un Real Decreto que prohíbe hacer fuego en los espacios abiertos. En octubre, el Consejo de Ministros aprobaba la creación de la Unidad Militar de Emergencias (UME), cuya finalidad es intervenir de forma rápida en cualquier lugar de España en casos de catástrofe.

Más información