Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez: “Tan malo es no mover una coma como liquidar la Constitución”

La reforma que plantea el PSOE incluirá nuevos derechos ambientales e igualdad de género y nuevas libertades

Sánchez durante la presentación del comité.

La meta se alcanzará cuando el Congreso apruebe la reforma de la Constitución de 1978; antes quedan muchas etapas por alcanzar. El PSOE ha arrancado este miércoles con la constitución del grupo de profesores y expertos de toda España que culminará con una propuesta de reforma que abarcará nuevos derechos sociales, políticos y un nuevo anclaje de las comunidades históricas o con acusado perfil identitario dentro de España. “La reforma constitucional no es un fin en sí mismo sino el cauce para recomponer consensos rotos”, ha señalado el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en la presentación, momentos antes de empezar la primera reunión en la Casa de Velázquez de Madrid, dependiente del Estado francés. El consenso territorial lo ha dado Sánchez por roto y ha culpado al “independentismo” pero también algo más se ha quebrado en España que obliga a recomponer “el consenso roto entre las instituciones y sus ciudadanos”.

Queda todo aún respecto a la concreción de lo que se hará, singularmente complicado se presenta el debate territorial aunque estudios y propuestas hay muchas dentro del PSOE. La reforma de la Constitución ha sido una propuesta que defendió el expresidente del Gobierno socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, y continuó el anterior secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, aunque siempre su teorización ha quedado en ámbitos propios ya que no ha habido nunca acuerdo con el PP para llevarlo adelante.

Y por ese quietismo Pedro Sánchez ha lanzado reproches al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. “El error de Rajoy es no haber sabido ver que la España del siglo XXI no puede proyectarse a los próximos 20 y 30 años sin hacer un ejercicio de renovación de nuestras reglas de convivencia”. No al inmovilismo pero tampoco propiciar una tabla rasa. Los reproches también han ido para Podemos. “No estoy de acuerdo con quien pretende honrar a nuestros abuelos deshornando el legado de nuestros padres; tan error es no mover una coma, como tratar de liquidar la Constitución de la Democracia”.

Estas sentencias de Pedro Sánchez indican la dificultad que se vislumbra para la reforma de la Constitución que seguramente se abordará durante la próxima legislatura aunque varios partidos políticos llevarán la propuesta en sus programas electorales. El problema estará en qué es lo que quiere reformar cada uno. El optimismo embarga a Pedro Sánchez. “La historia nos enseña que quienes en un principio rechazan la reforma, al final acaban aceptándola, defendiéndola e incluso intentando apropiarse con la fe del converso”.

Sánchez, se reafirmó este martes en su compromiso de modificar el artículo 135 de la Constitución si finalmente consigue llegar a La Moncloa como una forma de blindar el Estado de Bienestar.

"Mantengo el compromiso de modificarlo y completarlo", señaló anoche en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press. Precisamente, este miércoles tendrá lugar una primera reunión de trabajo del nuevo 'Consejo para la reforma constitucional' creado por el PSOE integrado por expertos con los que elaborará su propuesta de reforma de la Carta Magna.

El secretario general del PSOE ha subrayado que la reforma irá en una triple dirección para el reconocimiento de nuevos derechos y nuevas libertades --ha citado derechos ambientales e igualdad de género, entre otros-- blindar el Estado del Bienestar completando el artículo 135 de la Constitución y la construcción de un modelo federal.

Con esto, Sánchez ha destacado que así se podrá "revalidar el pacto entre generaciones" que supone la Constitución.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >