Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera pide a Rajoy y Sánchez que apoyen a Ciudadanos en Cataluña

El líder del partido emergente pone a sus diputados a disposición del "partido constitucionalista" más votado para arrebatarle el poder a Convergència

Albert Rivera, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Albert Rivera, en una imagen de archivo. EFE

Albert Rivera, el presidente de Ciudadanos, ha hecho este jueves un llamamiento al PP y al PSOE para que apoyen que su partido forme Gobierno en Cataluña si acaba siendo la fuerza más votada de las tres en las elecciones de septiembre. El pasado 2 de junio, el líder de la formación emergente se reunió en Madrid con Mariano Rajoy, el presidente del Gobierno, y Pedro Sánchez, secretario general socialista, a los que ofreció sus diputados catalanes para desbancar del poder a Artur Mas (Convergència). Con la meta de frenar el proyecto independentista, Rivera propuso un acuerdo a tres que garantizara “un gobierno constitucionalista” liderado por la fuerza más votada entre PP, PSOE y Ciudadanos. Aún no tiene respuesta de los dos partidos tradicionales.

“Ciudadanos va a hacer todo lo que esté en sus manos para que haya un gobierno democrático y con las manos limpias en Cataluña”, ha dicho Rivera durante un desayuno informativo organizado en la capital por la Cámara de Comercio de Estados Unidos. “Pediremos apoyo y espero que el señor Rajoy y el señor Sánchez apoyen un gobierno de Ciudadanos y no de Artur Mas”, ha añadido en referencia a las últimas encuestas, que sitúan a su partido como segunda fuerza en la Autonomía. “Me gustaría creer que el partido socialista se acerca a Ciudadanos en vez de a los partidos nacionalistas, pero lamentablemente siguen en algunas partes de Cataluña gobernando con Esquerra, o con Compromís en Valencia”, ha insistido. "El PSOE debería replantearse qué quiere ser de mayor en Cataluña, si quiere ser un partido constitucionalista o quiere seguir renegando de ello", ha advertido. "Hace poco, preguntado por si apoyaría un gobierno de Ciudadanos en vez de uno de Artur Mas, dijo que lo veía muy difícil, imposible prácticamente. Pues yo no", ha seguido. "Pienso que es mejor un gobierno de un partido constitucional y democrático, que uno de Mas o Junqueras que quiere subir a un balcón a proclamar la independencia", ha terminado tras decir que confía "poco" en el anuncio de que el PSC no llevará la consulta soberanista en su programa.

Las reformas, al principio de la legislatura

J. J. M.

Tras adelantar EL PAÍS que Ciudadanos ha formado un grupo de expertos para preparar su programa de reformas constitucionales e institucionales, Albert Rivera ha detallado hoy que estas serán de inmediata aplicación.

"Esas reformas tienen que estar en los primeros acuerdos de la legislatura, para que se lleven a cabo. Cuando antes mejor", ha dicho. "Lo importante, por delante incluso de lo urgente. Vamos a priorizar estas reformas para que la legislatura acabe con 30 años [más] de estabilidad política y jurídica". 

Rivera hará campaña en Cataluña, pero no será el candidato de su partido. Este sábado, Ciudadanos celebra primarias para elegir a su cabeza de lista para la Generalitat y la Moncloa. La diputada Inés Arrimadas opta a ser la candidata para las catalanas y Rivera a ser el nombre que lidere a la formación en las generales. Tras nueve años en la política catalana, sin embargo, el discurso del líder del partido emergente ha estado lleno de referencias al Parlament. Sin nombrarlo, por ejemplo, ha recordado la frase con la que Mas quiso señalar el norte de su proyecto independentista: "Hem posat rumb a Ítaca [hemos puesto rumbo a Ítaca, en referencia a la patria de Ulises en la Odisea de Homero]

“Venimos de la España negra que tenemos, del pasado que tenemos, y parece que hay alergia a pronunciar la palabra unidad”, ha dicho Rivera. “En Francia no hay ninguna alergia, ni en EEUU”, ha recordado. “Es uno de los valores a defender. En Cataluña soy optimista. Después de la tormenta tiene que venir la calma. A Mas la tormenta le va a llevar a las rocas, al naufragio, no a Itaca”.