Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP logra un pacto con Ciudadanos para seguir gobernando en Madrid

Cristina Cifuentes e Ignacio Aguado firmarán el pacto el próximo viernes

Cristina Cifuentes será investida presidenta de la Comunidad de Madrid la próxima semana tras el acuerdo que ha cerrado esta tarde con el líder regional de Ciudadanos, Ignacio Aguado, tras dos semanas de negociaciones. El acuerdo lo ratificarán por escrito este viernes. La candidata del PP, que obtuvo 48 escaños en las elecciones del 24 de mayo, necesitaba el apoyo de los 17 diputados del partido de Albert Rivera para presidir el gobierno regional.

"Hemos llegado a un acuerdo amplio, que acoge medidas de todo tipo, cada una tiene un calendario de tiempo diferente", ha celebrado Cifuentes, que ha insistido en que "no ha renunciado" al programa electoral del PP. "Casi todos los puntos aparecían en el programa de Ciudadanos estamos satisfechos y vigilaremos que se realicen en la legislatura", ha dicho Aguado. Una comisión vigilará el cumplimiento de los 82 puntos de índole económica y social.

La intención del PP es que la investidura de Cifuentes sea la antes posible. Los plazos –la presidenta de la Asamblea, Paloma Adrados, tiene entre tres y siete días para convocar el acto en el que será nombrada Cifuentes- más probables estiman que el día 23, martes, Cifuentes daría su discurso en la primera de las dos jornadas de su elección como presidenta. El miércoles 24 se dejaría para las intervenciones de la oposición, la réplica de Cifuentes y su votación como presidenta. Un día después sería la toma de posesión de la candidata del PP. Y el viernes los consejeros de su Gobierno tomarían posesión del cargo. De esta forma, el nuevo Gobierno estaría operativo desde el lunes 29 de junio, relevando al Ejecutivo en funciones de Ignacio González.

PP y Ciudadanos han terminado de concretar hoy el bloque económico y social de 82 puntos, tras una jornada maratoniana en la que los equipos de Cifuentes y Aguado "han desbrozado" por la mañana los apartados donde había menos coincidencia (el lunes ya había acuerdo en 52). La falta de concreción en las partidas económicas con que se dotarían algunas de las demandas de Ciudadanos ha retardado el cierre de las negociaciones hasta esta noche, que el PSOE y Podemos dan por hecho desde hace semanas. Entre los últimos puntos por concretar, Ciudadanos pedía a Cifuentes que refuerce el presupuesto de la atención primaria en los centros de salud en 50 millones de euros. Sanidad, con 7.288,9 millones, representa casi el 50% del presupuesto de este ejercicio, tras experimentar un alza del 4,4%.

Otra de las exigencias de Aguado era garantizar que la educación concertada sea gratuita. Y revisar el modelo de las escuelas infantiles: el Gobierno regional ha fomentado que las guarderías privadas sean más económicas que las públicas. La bajada de las tasas universitarias, que la pasada legislatura subieron más del 60%, también ha centrado las negociaciones. En este sentido, Ciudadanos ha pedido un esfuerzo en las tasas en formación profesional y escuelas de música, entre otros. Este curso 62.000 alumnos, 12.500 más que en la temporada anterior, han tenido beca de comedor. Aun así eran la mitad que en 2011. Aguado ha insistido en ampliarlas.

El agua no se privatiza

La titularidad pública del Canal de Isabel II, la empresa que gestiona el agua corriente en la Comunidad de Madrid, se mantendrá. El PP pretendía privatizarlo en un 49% para 2016, lo que rechazaba Ciudadanos. Esperanza Aguirre e Ignacio González defendían su privatización.

El portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado, suavizó, en cambio, su exigencia de primarias, mientras que Cifuentes asumió la limitación de dos mandatos.

Ciudadanos también pedía la prohibición por ley de la privatización de determinados servicios públicos. Cifuentes se comprometió a no privatizar la sanidad madrileña. En términos generales, este blindaje legislativo no suponía un inconveniente para la candidata del PP, que durante la campaña electoral reiteró su compromiso de no privatizar la gestión de más hospitales del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), desmarcándose así del polémico proyecto del Gobierno regional de Ignacio González. El todavía presidente autonómico renunció tras un año de mareas a su idea de externalizar la gestión de media decena de hospitales de la red pública y diez centros de salud. EL PAÍS adelantó durante la campaña el interés de Aguado en revertir, respetando siempre el contrato con la empresa concesionaria, el modelo de hospitales como el de Villalba, de gestión 100% privada.

La titularidad pública del Canal de Isabel II Gestión, que la Comunidad de Madrid pretendía privatizar en un 49% para 2016, también era clave para Ciudadanos. Tanto Esperanza Aguirre como Ignacio González defendían su privatización parcial. El viernes pasado PP y Ciudadanos acordaron una docena de puntos en el bloque contra la corrupción y a favor de la regeneración democrática. Aguado tuvo que suavizar su exigencia de primarias, mientras que Cifuentes tuvo que tragar con la limitación a dos mandatos de los consejeros del Gobierno regional (no podrá ser presidenta más de ocho años, con lo que ya estaba de acuerdo).

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información