Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esperanza Aguirre no renovará como presidenta del PP madrileño

La líder popular pide un congreso extraordinario, al que no se presentará

Aguirre y Cifuentes, durante la reunión del PP madrileño.

Esperanza Aguirre, presidenta del PP de Madrid desde 2004, pedirá a la dirección nacional del partido permiso para celebrar "lo antes posible" un congreso regional extraordinario, en el que no se presentará como candidata. "Es hora de la humildad y de la responsabilidad, de hacer política", ha expresado Aguirre en el Comité Ejecutivo Regional del PP de Madrid. Los malos resultados de la formación en Madrid, uno de sus bastiones tradicionales y caladeros principales de votos (gobierna la Comunidad desde 1995 y lo mismo hacía en la capital desde 1991), han llevado a Aguirre a anunciar su paso atrás, aunque la fecha de la celebración del congreso no se haya concretado.

La dirección nacional del PP tiene un criterio: que los congresos regionales se celebrarán después de las elecciones generales de noviembre y del congreso nacional, previsto para finales de año, confirman fuentes del partido. José Ramón Bauzá defiende un congreso en Baleares antes del verano. El PP de Madrid celebraría como muy tarde su congreso en abril de 2016 si apurara los plazos.

Aguirre quiere que su sustituto o sustituta al frente del PP de Madrid sea elegido en primarias, bajo la premisa de un militante, un voto. La candidata del PP a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se ha comprometido a celebrar primarias en las negociaciones con Ciudadanos, cuyo apoyo necesita para ser investida presidenta regional.

En un discurso muy crítico, Aguirre se ha hecho "responsable" de los "errores" cometidos durante la campaña electoral. El principal, la relevancia que dio a Manuela Carmena, investida este sábado alcaldesa por Ahora Madrid, algo que los críticos con Aguirre en el PP de Madrid advirtieron casi desde el principio. "Es posible que no acertara con el tono de mi campaña. Con mis críticas contribuí a algún rechazo a la candidatura del PP, al polarizar la atención en la candidatura de Podemos", ha reconocido.

La presidenta del PP autonómico más poderoso del país también cree que fue determinante la publicación de su declaración de la renta de 2013, cuando ganó 369.000 euros. "Tampoco ayudó la filtración de mi declaración de la renta el jueves antes de las elecciones, pese a que demostraba que cumplía fielmente con Hacienda. Ese día notamos una caída de 12 puntos entre los pensionistas", ha afirmado ante los 40 integrantes del Comité Ejecutivo Regional.

Cifuentes es la favorita para la sucesión

Cristina Cifuentes es la favorita para suceder a Esperanza Aguirre al frente del PP de Madrid. Tanto que la dirección nacional del partido apuesta por ella, pero para eso antes debe ser la presidenta de la Comunidad de Madrid. El Gobierno regional la dotaría del poder institucional del que carece. Además, tendría un peso inusual, a raíz del desplome municipal en Madrid, donde el Partido Popular ha sufrido su peor resultado en 20 años: si en 2011 gobernaba en 141 de los 179 municipios madrileños, ahora lo hará en 87, tras lograr en 62 la mayoría absoluta y en 18 una mayoría relativa.

“El poder era lo que mantenía unido al PP, y Aguirre lo ha perdido”, afirmaba hoy, de forma muy cruda, un alcalde que ha mantenido su Ayuntamiento a duras penas. “El PP de Madrid son sus 21 distritos, salvo un puñado de Ayuntamientos como Pozuelo, Majadahonda, Boadilla, Las Rozas... Si Aguirre hubiese sido alcaldesa de Madrid, y le separaron 7.000 votos para lograr el 22º concejal, Cifuentes tendría un serio problema”, observó otro cargo relevante en Madrid.

La petición por parte de Aguirre de un congreso regional con carácter inmediato pilló desprevenida a Cifuentes. Varios asistentes a la reunión de ayer destacaron que la presidenta desde 2004 del PP más poderoso del país no comunicó previamente a Cifuentes sus intenciones. Y que además lo hizo la víspera de un día crucial para Cifuentes, que espera cerrar hoy el acuerdo con Ciudadanos. “Cifuentes se lo ha encontrado; teniendo en cuenta que va a ser, probablemente, la presidenta de Madrid, Aguirre se lo podría haber consultado”, reflexionaban en su entorno. Una decena de cargos del partido intervino tras Aguirre.

Dentro de los errores de comunicación de su campaña, Aguirre ha subrayado que también lo ha sido "no dar a conocer a madrileños a quiénes de verdad votaban", en alusión a los tuits de algunos de los concejales de Ahora Madrid. Guillermo Zapata tuvo que renunciar ayer como concejal de Cultura —mantiene su acta de edil— por sus escritos ofensivos con víctimas del terrorismo y del Holocausto.

"Ya la misma noche electoral todos fuimos conscientes de que el resultado sería negativo", ha sido tajante Aguirre. El 24 de mayo el PP obtuvo su peor resultado en 20 años en la región. Si en 2011 gobernaba en 141 de los 179 municipios madrileños, ahora lo hará en 87, tras mantener en 62 la mayoría absoluta y en 18 una mayoría relativa. Dirigentes del PP consultados destacan que esas cifras reflejan "el escaso margen de maniobra para pactar o alcanzar acuerdos puntuales" del PP, aunque sea con partidos independientes locales. "El mejor ejemplo es el acuerdo de seis partidos en San Lorenzo de El Escorial para desbancar al PP", pone de ejemplo uno de los miembros del Comité Ejecutivo regional.

El desplome municipal ha sido tal que el PP no gobernará en las seis primeras ciudades madrileñas. En la capital lo hará Carmena y no Aguirre, mientras que en Móstoles, Alcalá de Henares, Fuenlabrada, Leganés y Getafe lo hará el PSOE (que pasa a gobernar de 21 Ayuntamientos la legislatura pasada a los 45 de ahora). Alcorcón (170.336 habitantes en enero de 2014, según los datos del Instituto Nacional de Estadística), es la principal ciudad de Madrid donde gobierna el PP. David Pérez mantiene la alcaldía gracias a la abstención de Ciudadanos, en un gesto que se ha repetido en Alcobendas, las Rozas y Majadahonda, feudos tradicionales del PP y donde ha perdido la mayoría absoluta.  De las 20 localidades más pobladas de Madrid, el PP solo gobernará en ocho (en la mitad debido a la postura del partido de Albert Rivera).

"En las municipales hemos perdido 403.000 votos respecto a 2011. Es decir, el 28% de nuestros votantes, al pasar del 48,1% al 32,86%. Una pérdida de 15 puntos", ha diseccionado Aguirre, que en el caso de Madrid capital, que le afecta directamente, se quedó a 7.000 votos del 22º concejal, lo que le habría bastado para ser alcaldesa con el apoyo de Ciudadanos. La caída en las elecciones autonómicas fue del 33% (del 51,7% al 33,1%), una pérdida de 18,6 puntos y 501.000 votos. "Son cifras que se comentan solas", ha zanjado Aguirre, que ha obviado que Cifuentes obtuvo más votos que ella en la capital, suficientes para poder haber sido la alcaldesa. "Es clarificador lo que ha pasado en Madrid, el mejor reflejo de la política española, donde nuestra candidatura perdió 15,3 puntos porcentuales respecto al 49,6% de 2011".

"Hemos sufrido una caída de apoyo popular sin precedentes. Podemos decir que somos el partido más votado con mucha diferencia sobre el segundo, que casi doblamos en concejales al PSOE, que mejoramos los resultados de las europeas... Pero la caída de votos es tan acusada que hemos perdido poder y presencia en instituciones", ha concluido Aguirre.

Las tres elecciones de Aguirre como presidenta del PP de Madrid

Aguirre fue elegida presidenta del PP de Madrid por primera vez en noviembre de 2004. Relevó a Pío García Escudero con el 91,99% de los votos (1.745 a favor y 152 en blanco). Para entonces ya llevaba un año al frente de la Comunidad.

En septiembre de 2008 recibió el 96,34% de sufragios de los 2.086 compromisarios, con 2.003 votos a favor, 72 en blanco y 7 nulos. Manuel Cobo, vicealcalde del Ayuntamiento de la capital y segundo de Alberto Ruiz-Gallardón, retiró su candidatura a presidir el partido.

La tercera y última vez que revalidó su mandato fue en abril de 2012, con un respaldo del 97,2% (1.903 votos a favor, 30 en blanco y 25 nulos).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información