Vuelve ‘la pasarela’ a la policía y, con ella, la polémica

La posibilidad de que agentes locales y autonómicos pudieran ingresar en el Cuerpo Nacional de Policía fue desestimada en el Congreso pero se ha recuperado en el Senado

Un policía local camina junto a una agente del Cuerpo Nacional de Policía.
Un policía local camina junto a una agente del Cuerpo Nacional de Policía.

El PP ha aceptado en el Senado recuperar la propuesta —de finales del año pasado— inicial del Gobierno de permitir a agentes locales ingresar en la Policía Nacional, pese a que en el Congreso se había desestimado esta posibilidad, que había quedado limitada únicamente a policías autonómicas. La polémica Ley Orgánica de Régimen de Personal de la Policía Nacional que pretendía "reordenar" a la policía ha vuelto a causar el desorden interno.

Más información
Sindicatos policiales
Tres de cada cuatro guardias civiles se pasarían a la policía
Policía municipal

"Es una barbaridad, un disparate, por las diferencias en las exigencias de nivel formativo y por la dificultad para integrarlos en las diferentes categorías del CNP", explicaban fuentes policiales. Los sindicatos —todos— ya manifestaron su negativa en bloque cuando se planteó el asunto: "Todos los grupos parlamentarios, conocedores de la enmienda a la totalidad y las enmiendas al articulado, no mostraron su conformidad con esa “pasarela”, que además, en el texto del proyecto solo se reconocía para policías autonómicos y locales, y no incluía a guardias civiles. Este es un punto de coincidencia de todos los sindicatos policiales representativos", recordaban, después de haber solicitado un Consejo de la Policía de carácter extraordinario, presidido por el Ministro Jorge Fernández Díaz, "donde nos explique las razones de la pasarela". Después, el pasado mes de marzo, una encuesta interna de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) mostraba que tres de cada cuatro guardias civiles se pasarían a la policía.

Este jueves ha sido en la Comisión de Interior de la Cámara Alta la que ha incluido de nuevo en el proyecto de ley de personal de la Policía Nacional esa posibilidad, después de que el PP haya aceptado una enmienda del grupo mixto, en concreto de los senadores de Izquierda Unida, que pedía la inclusión de las policías municipales en la denominada "pasarela" a la Nacional.

A falta del debate en el pleno del Senado y la vuelta del texto al Congreso, y si no se producen más modificaciones, los miembros de las policías locales y de la Ertzaintza, los Mossos d'Esquadra, la Policía Foral y la de Canarias podrán ingresar en la Policía Nacional.

La Comisión ha rechazado los dos vetos presentados al texto por los dos senadores de IU y por el PSOE, así como la práctica totalidad de las 172 enmiendas parciales de los diferentes grupos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por su parte, el senador socialista Enrique Cascallana, ha insistido en el carácter "extravagante" de "la pasarela" y ha pedido que en todo caso, la movilidad sea entre todos los cuerpos. Una opinión que ha compartido el senador de CiU Jordi Miquel Sendra, para quien la ese nuevo pasillo está "muy en la línea de la obsesión del ministro del Interior por los Mossos", y el parlamentario de la Entesa Rafel Bruguera, quien ha apostado por una movilidad en todas las direcciones, es decir, que el trasvase de efectivos pueda ser bidireccional, no solo en un sentido.

Durante el breve debate —los portavoces han querido reservarse para el pleno—, el senador del PP Luis Aznar ha tendido la mano al resto de los grupos para poder alcanzar acuerdos a fin de que la nueva ley salga de las Cortes con el máximo consenso posible.

Cambiar de nombre, un detalle muy costoso

Frente al rechazo de la oposición al cambio de nombre de la Policía, que --según el nuevo texto-- volvería a llamarse Policía Nacional en lugar de Cuerpo Nacional de Policía, Aznar ha negado que se trata de una "vuelta al pasado" y ha dicho que la denominación que propone el texto es el que está arraigado en la calle y el que utilizan los ciudadanos, sin mencionar el coste de millones de euros que supone ese cambio en las divisas, uniformes y demás materiales marcados. No ha estado de acuerdo con ello el senador socialista José María Ángel Batalla, que ha visto detrás del cambio de nombre "una acción de añoranza del pasado".

Sobre la firma

Patricia Ortega Dolz

Es reportera de EL PAÍS desde 2001, especializada en Interior (Seguridad, Sucesos y Terrorismo). Ha desarrollado su carrera en este diario en distintas secciones: Local, Nacional, Domingo, o Revista, cultivando principalmente el género del Reportaje, ahora también audiovisual. Ha vivido en Nueva York y Shanghai y es autora de "Madrid en 20 vinos".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS