Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La madre del niño de la maleta se reencuentra con su hijo en Ceuta

La mujer recoge a Adou, de ocho años, del centro de menores donde se encontraba

Adou abraza a su madre, este lunes, en Ceuta.

Esta vez la maleta estaba llena de ropa nueva y juguetes. Lucie Ouattara, la madre de Adou —el niño que intentó atravesar la frontera de Tarajal (Ceuta) escondido en el interior de una maleta— no ha podido aguantar las lágrimas este lunes cuando se ha reencontrado con su hijo. Lo ha hecho en el centro de menores donde se encontraba el pequeño, que permanecía bajo tutela de la Ciudad Autónoma desde hace un mes. La mujer ha podido recoger sobre la una de la tarde al menor, que ha salido de las instalaciones con una pequeña maleta donde lleva la ropa y los juguetes que le han regalado sus cuidadores. Ahora cogerán un ferry hacia Algeciras, para reencontrarse con el padre de Adou. Para estar todos juntos.

Porque, dos horas antes de ver a su hijo, la madre ha pagado los 5.000 euros de fianza que pedía el Juzgado de Ceuta para que su marido pudiese salir en libertad provisional. La mujer ha depositado el dinero acompañada de su abogado.

El padre de Adou, Ali Ouattara, se encuentra en prisión desde que fuera detenido apenas unas horas después de que los agentes de la frontera detectaran al menor. El magistrado decretó su ingreso en la cárcel el pasado 8 de mayo, tras considerarlo supuesto responsable de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. En un primer momento entró en el penal de Ceuta, pero después fue trasladado al centro penitenciario Sevilla I por falta de espacio.

La imagen de Adou difundida por la Guardia Civil —del escáner de equipajes de la frontera— dio la vuelta al mundo. "Nos ha llegado hasta una donación de 12.000 euros de una familia alemana", explica David Fernández vicepresidente de la Red Española de Inmigración, la organización que está sustentando con donaciones la supervivencia de la familia, en una situación económica complicada.

El pequeño Adou, tras abrir la maleta donde se ocultaba.
El pequeño Adou, tras abrir la maleta donde se ocultaba.

Las pruebas de ADN confirmaron la pasada semana el vínculo entre madre e hijo. La familia, procedente de Costa de Marfil, reside en Puerto Rosario y ya intentó traer de manera legal al pequeño. Había solicitado a la delegación de Gobierno de Las Palmas el reagrupamiento familiar, que le fue denegado por 56 euros. "Las nóminas aportadas no cubren el importe requerido para el sostenimiento de los cuatro miembros que formarían la unidad familiar, esto es 1.331 euros/mes", rezaba el documento firmado por Ana Martín Martín, la jefa de la oficina de extranjeros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información